miércoles, 19 de julio de 2017

Microrrelato "Alegría añorada"



Casa abandonada en en centro de Eibar 
El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están hoy cuando se asoman al jardín de la casa, ya nadie pasa por allí. Cuanta algarabía había hace unos años, los gritos de los niños, la alegría de los vecinos y el corretear de los perros. Cuanta añoranza de aquellas fiestas que al son del tamboril bailando todos juntos. El mal humor del hombre y su pelaje hizo que la gente huyera despavorida.


La misma casa por detrás, una toma de mi compañero Ignacio Castro ¡Magnífica!


63 palabras
Publicar un comentario