miércoles, 19 de julio de 2017

Microrrelato "Alegría añorada"



Casa abandonada en en centro de Eibar 
El crujir de las hojas les recuerda lo solos que están hoy cuando se asoman al jardín de la casa, ya nadie pasa por allí. Cuanta algarabía había hace unos años, los gritos de los niños, la alegría de los vecinos y el corretear de los perros. Cuanta añoranza de aquellas fiestas que al son del tamboril bailando todos juntos. El mal humor del hombre y su pelaje hizo que la gente huyera despavorida.

63 palabras

lunes, 17 de julio de 2017

Visita Aveiro, la pequeña Venecia de Portugal









Voy a seguir con el viaje que hicimos a Portugal esta vez os voy a mostrar Aveiro, le llaman pequeña Venecia. Estuvimos una tarde y una noche, dormimos en un hotel en la playa da Barra(Cuando lo cogimos nunca pensamos que haría tal mal día). Una vez de instalados en el hotel fuimos en bus a Aveiro y allí nos informamos que es lo que se podía visitar. Los museos a la hora que llegamos estaban cerrados. Así que visitamos la ciudad y la verdad es que hizo muy mal tiempo y la lluvia nos aguó la visita. Cuando nos levantamos no pudimos visitar la playa de tanto como llovía. De la costa entró la primera ciclogénesis y era muy desagradable ver sus playas. Pudimos ver menos de lo que esperábamos pero os voy a mostrar lo que vimos.

Vista aérea de Aveiro 


Esta ciudad de aproximadamente 60.000 habitantes, es muy tranquila y agradable para pasear. El centro de la ciudad no dispone de playa, pero a 9 km nos encontraremos con la Playa da Barra, donde nos recomendaron el hotel, es una playa enorme en la que se encuentra en Faro de Aveiro (que es el segundo más alto del mundo)
Sus tres canales dividen a la ciudad en dos partes. La parte norte del canal principal lleva a las viejas casas de los pescadores de antaño y hacia el sur se pueden encontrar los históricos edificios de la ciudad.

Canal y figura de la pescadora centro de Aveiro
Vista nocturna 
















En tu paso por este hermoso destino no debes dejar de visitar el Museo de Santa Joana, el Museo Fábrica de Ciencia Viva y la Costa Nova. Nosotros no vimos nada de museos porque estaban cerrados a la hora que llegamos, pero si nos pudimos dar un paseo en góndola a pesar de una fina lluvia que caía en ese momento.

Esta góndola es la que cogimos 
Gondolo o Moliceiro
Ya en la góndola
Por esta paseo pagamos 8€ cada uno por casi una hora de paseo. Mientras que dábamos el paseo por el canal, el guía del Moliceiro nos iba explicando los edificios, la historia y las costumbres de los habitantes de la ciudad.

Edificios  vistos desde  el canal 


Vistas desde  el canal 


Salinas 
Góndola 





Los canales fueron usados hasta hace poco para transportar sal y algas comestibles en los “Moliceiros”, una especie de Góndola local que ahora es usada para paseos turísticos. Puede que no sean patrimonio de la humanidad, como los de Amsterdam, pero eso no les quita su belleza.


Pasamos por debajo de varios puentes y pasadizos 

Puente de Carcavelos 














El paseo a pesar que de vez en cuando lloviznaba fue agradable y bonito. Podeis ver en las fotos que la gente se tapaba con el chubasquero que nos proporcionaron en la embarcación. Después de  este paseo estuvimos callejeando y viendo distintos edificios de Aveiro.  

Vivienda minimalista  de un conocido modisto 
Se ven muchos edificios modernistas
                                                                                                   Fábrica de Cerámica
La Antigua Fábrica Jeronymo Pereira Campos es considerada como uno de los mejores ejemplares de arquitectura industrial. Está hecha en arcilla roja y data del siglo XX.

Para completar la ruta turística por la ciudad, hay que disfrutar de la arquitectura modernista (o Arte Novo como lo denominan en Portugal) visible en las fachadas de las calles más céntricas, en la calle Joao Mendoça y bordeando la ría. Son edificaciones que pertenecieron a la rica burguesía que a principios de siglo XX se asentó en Aveiro, pues el comercio, las salinas y la pesca favorecieron el crecimiento económico de la ciudad.

La casa modernista con más detalles


Estación del tren   decorada con azulejos
La estación de trenes de Aveiro forma parte de la línea do Norte y se encuentra localizada frente al Largo da Estação. Lo que diferencia a esta estación de muchas otras es el hecho de contar en su fachada con unos monumentales paneles de azulejos policromos (azules y amarillos) que representan escenas de trenes, naturales, culturales, y actividades tradicionales de la región.

 



La visita la terminamos en famoso centro comercial donde tomamos algo y vimos tiendas. Fuimos a la parada del bus y  como no venía, desde allí cogimos un taxi que nos llevó a la Playa da Barra donde cenamos una sopa y un pescado de la zona. Después fuimos al hotel a dormir. 


En el centro comercial 

La playa da Barra en Aveiro es animada por un bonito bulevar, restaurantes y cafés a orillas de la playa, tiene un arenal muy extenso. Es conocida por tener el segundo faro más alto de Europa. Pero como os he contado esta playa fue imposible de visitarla por la lluvia torrencial de hubo ese día.



Alguna foto es de internet, si su dueño desea la retiraré.

Otros viajes que hemos realizado a Portugal, podéis

verlos pinchando en los enlaces: