viernes, 13 de diciembre de 2019

Día 1 última noche de viaje y fin del crucero

Cuando llegamos al barco subimos a comer al buffet. Sobre las 17:00 horas el barco zarpó hacia Barcelona. Todos volvimos a cubierta para ver la salida del puerto y despedirnos de Mahón. 


Después nos fuimos a hacer las maletas, dejando sólo lo que nos vamos a poner por la noche, pedían ropa retro y dejamos ropa para vestirnos al día siguiente. Las maletas hay que ponerle una etiqueta de color según la cubierta, a nosotras nos tocó la naranja. Después descansamos un rato y fuimos a tomar café. Allí nos despedimos de los amigos que hemos hecho y de la tripulación.
por la noche en el teatro nos ofrecieron la obra musical "Movida de los ochenta" por el elenco de artistas. 


 Un vídeo de la actuación 
  

Fuimos a cenar, estuvimos solas en la mesa (los compañeros de mesa se quedaron en Mahón) Los camareros nos atendieron de maravilla (les dimos unas propinas). Después fuimos al salón Pura Vida y a una de las cafeterías a tomar una última copa. Ya terminamos tomando una infusión, teníamos la garganta muy perjudicada por los cambios de temperaturas y las bebidas frías.  
Estuvimos con unos amigos Rafael y su cuidador Miguel, hicimos muy buena amistad y Rafael a ver poco, era un buen conversador.


Nos gustaba mucho las actuaciones del casino esta noche cantaba Rica da Silva,  guitarra y voz. 


Se acercaba 1 de la mañana fuimos al camarote a sacar las maletas y ultimamos lo que nos quedaba. Las sacamos justo cuando estaban ya recogiendo las de nuestra cubierta. Dormimos hasta la mañana que nos levantamos para ir a desayunar con los amigos que estuvimos  por la noche. 
Ya era la hora de desembarcar y nos reunieron en Pura Vida, cuando llamaron el color de etiqueta naranja salimos en orden hacia el puerto con nuestra tarjeta de embarque y recogimos las maletas.

Os voy a explicar como era el sistema de entrada en el barco cada vez que salíamos a las excursiones.
  1.  Pasábamos por unos agentes antes de subir al barco.
  2.  Registraban la tarjeta de embarque comprobando la foto y nombre. 
  3.  Nos registraban las pertenencias pasando por el  escaneado y nosotros también. 
  4.  No permitían subir comida exterior al barco. 

Ya con nuestras pertenencias y maletas cogimos un taxi y nos llevó a la estación de Barcelona Sants. Allí facturamos por tres horas las maletas con intención de pasear por Barcelona. Nos encontramos con Rafael y Miguel y fuimos con ellos a tomar unas cervezas, hasta la hora que tuvimos que recoger las maletas. Compramos unos bocadillos y nos despedimos en la zona de andenes a Rafael y Miguel  que tenían el Ave una hora antes que nosotras hasta Segovia. Esperamos una hora  para coger el tren a la hora prevista.

Vuelta en tren siete horas de viaje hasta llegar a Abanto sobre las 22:00 horas donde nos esperaban los maridos para traernos a casa. 


¡Espero que os haya gustado nuestro viaje!

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Día 1 visitamos la ciudad de Mahón

Cuando en la megafonía anunciaron poder salir del barco lo hicimos. El día era soleado y salimos con animo de ver todo lo que más diera de sí la mañana. Enfrente de la salida del puerto subimos estas escaleras hacia la ciudad,  al lado de este mercadillo. 

Mahón (Maó) es la capital de la isla española de Menorca. Es conocida por sus casas de estilo británico georgiano y por su puerto resguardado. La iglesia de Santa María, con un elaborado órgano del siglo XIX, se encuentra en la céntrica Plaça de la Constitució. Junto a la iglesia, el ayuntamiento tiene una fachada renacentista y un reloj donado por el primer gobernador británico de la isla. El Museo de Menorca exhibe obras de arte y organiza exposiciones sobre la historia de la isla.


 














Rosa no se había recuperado de su espalda y subir cuestas era un sobre-esfuerzo para ella, pero vimos lo que pudimos a su ritmo. 




Callejeamos y fumos a dar con una casa burguesa Can Oliver del siglo XVIII, XIX, XX donde entramos y vimos unas salas y alguna exposición, unas maravillosa vistas de Mahón desde la azotea de la torre.

Casa Oliver



 

 

Vistas desde la azotea de la Torre de la casa Oliver. 

Uno de los frescos del techo
                            

Los amigos de Mahón nos dijeron que, no nos iríamos sin probar los buñuelos de casa Maruja, y compramos algunos para llevar, sin darnos cuenta que tenía que ser envasados al vacío. 

Al fondo la Iglesia de Sta. María



Ayuntamiento 
Estatua de Alfonso III
Llegó la hora de tomar el aperitivo y nos aconsejaron que iríamos a comer pescado al Mercado del Pescado.



Un vídeo del mercado 

Había llamado a una amiga mía menorquina Margarita, para podernos vernos y esperamos un tiempo para reunirnos con ella (hacia mas de 34 años que no nos veíamos) nos encontramos y nos reconocimos. Llamó para decirnos que venía pero le esperamos en la zona baja al lado del puerto. 


Bajamos evitando las escaleras y rodeamos la carretera. Vimos estos árboles milenarios y no pude evitar abrazarme a ellos para recoger su energía.



No encontramos con Margarita hasta que la hora de embarcar. Nos dio tiempo de tomar unas cervezas y por supuesto le regalamos los buñuelos que sabíamos que en el barco no lo dejaban pasar. 



Con Margarita, fue una alegría encontrarnos.


Sobre las tres de la tarde, embarcamos y mañana os cuento cómo es el registro de entrada en el barco. 

¡¡ Espero que os guste!! 


martes, 10 de diciembre de 2019

Día 1 de noviembre llegamos a Menorca


Ya estábamos llegando a Menorca, sobre las 9:00 horas, estaba previsto el atraque del crucero. La noche de navegación fue más tranquila que la anterior. Hizo viento y menos vaivén en el mar, y durante la navegación llovió algo. La entrada a Mahón espectacular, es un puerto muy bonito. Le voy a dedicar todo el post a esta entrada al puerto.

Mahón desde el barco.
Me levanté temprano y disfruté del amanecer. Al ver que ya llegábamos a Menorca, no quise perderme el atraque del barco y me quedé.





Ver el amanecer un espectáculo y la llegada del barco a puerto, otro. Fueron mucho los viajeros que subimos a cubierta a ver la entrada y ver el atraque del crucero en el Puerto de Mahón.

 


Cada foto es más espectacular y la gente acudía a ver esta entrada al puerto. La más bonita de todas las llegadas. 

 


Estaba con pijama debajo de la chaqueta.





 


Ya faltaba poco para salir del barco. Fuimos a desayunar al restaurante Atlántico, antes de salir a ver la Mahón. Fuimos por libre al estar la ciudad al lado del puerto. Nos despedimos de los menorquines que habíamos conocido en el viaje. Ellos se quedaban en su isla. 


¡¡Espero que os hayan gustado estas fotos!!