sábado, 16 de enero de 2021

Este Año mi primer acercamiento al blog.

Hola amigos os estaréis preguntando por qué tengo abandonado el blog. Por dos motivos:
El primero porque me he sentido sobrepasada por la situación que todos estamos viviendo por la pandemia. Este virus a todos nos está influyendo a unos más que a otros. A mi mucho, a pesar que de momento a ningún miembro de mi familia nos tocado, ni hemos enfermado con el virus. 

El segundo es más alegre ya que el día 26 de diciembre me he jubilado y eso es motivo de alegría. Espero poder afrontar este primer año de jubilada con más  expectativa de futuro. He cambiado de estética, me he cortado el pelo y me he dejado mis canas naturales.

El primer día que me  corté el pelo 


El día  que me jubilé, mi familia me regalo este ramo.

Desde que empezó el año 2020 he estado en mi trabajo de baja con dolor de espalda y lumbar que me ha llevado a coger una baja larga y a tomar unas sesiones de rehabilitación, que  se interrumpieron por el el virus.

En marzo nos confinaron por la llegada de la pandemia de Covid-19. Las noticias nos han bombardeado con malas noticias y mucha gente que cogía el virus enfermaba y muchos  morían sobre todo gente con otras patologías y enfermedades que morían. Yo me vine abajo.

Cuando me dieron el alta de Traumología, me dieron la baja por ser persona de riesgo y estuve de baja hasta que levantaron el confinamiento.

En primer momento estuve activa y me entretenía con pintar acuarelas y dibujos durante el confinamiento.





En mi trabajo la residencia de ancianos entró el virus. Mis compañeras trabajaron con tesón y luchaban para evitar el virus, que se llevó a algunos ancianos. En un principio se protegidas con bolsas de plásticos o lo que cada una podían adquirir.

          

El año para mi ha sido difícil, ya que mis bronquios no me daba tregua, siempre cuidándome para no contagiarme. He pasado mis vacaciones en casa y algún día que otro iba a la playa de Deba la más cercana a casa, siempre cuidándonos de no acercarnos a la  gente y con mascarilla. 


La playa que acostumbro a ir, siempre con poca  gente.


Hemos ido a varios lugares a caminar: entre Deba y Mutrico hay un bidegorri a la orilla del mar, hemos ido cuando nos dejaban ir a visitar otros pueblos de la provincia. 

Mutrico desde lo alto 


Disfrutar de la playa cuando hacia buen tiempo

Otra playa en la parte de la carretera de Motrico

Otro de los lugares que visitamos mucho fue la Presa de Aixola, son unos cinco kilómetros en su vuelta.



Los paseos y caminatas eran lo que más me distraían y ayudaba a salir de casa, evitando juntarnos con más gente. Otra de la caminata de cada día fueron en obras de este bidegorri, todavía en obras. Nos gustaba ir porque no iba nadie. A ver si va a ser verdad que me gustan ver las obras como a muchos jubilados.

Un bidegorri nuevo entre Eibar y Elgoibar a orillas del río Ego.

El rio Ego se junta con el Deba 

Rio Deba

En octubre pude colaborar con unas obras, en este caso pintadas  en pastel. La Exposición de Socios de Kultu, en la sala Topaleku. Y en diciembre en Portalea con la Escuela de pintura. 

     

El casa es que era incapaz de distraerme y concentrarme en escribir, ni concentrarme en la lectura y ni en pintar, sobre todo no me visitaban los duendes y me invadió la tristeza. Hasta poco he encendido el ordenador y visitado a mis contactos.

Cuando me tuve que incorporar al trabajo, la situación que encontré allí, me superó. Ver el cambio que han tenido las residencias con la sectorización para evitar el contagio. Yo me vine abajo al saber que algunos de los ancianos, ya habían fallecido, unos de muerte natural, otros con el virus. Ver a los residentes, cada uno solo en una habitación. Comiendo en solitario sin poder ir al comedor, la comida servida en táper de plásticos de un solo uso. Nosotras disfrazadas con los Epis, mascarillas, pantallas, atendiéndoles las necesidades básicas, notaba que no nos conocían. Se me cayó el alma y entré en depresión. No fue la mejor despedida para guardar en el recuerdo.

He cocinado cuando me han visitado mis hijos. Las navidades solo hemos estado los cuatro y con  todas  las medidas y precauciones.

El día que me jubilé les hice Bacalao a la portuguesa 

Tartas de manzana




Hemos entrado en el nuevo año con expectativas mejores pero el año ha comenzado de mal en peor: La pandemia se ha incrementado con una tercera ola, por salvar la Navidad, las noticias no son buenas. En EEUU el ataque al Capitolio, la llegada de la borrasca Filomena que ha dejado una gran nevada en parte de la península. A ver como seguimos este año.Hoy en día todavía no estoy recuperada y sigo confinada. No me atrevo a salir ni a la compra. Pero en casa tampoco me motivo con nada. Hasta me parece que estoy atolondrada.

Yo de momento intentando asumir que ya no voy a trabajar y que tengo que crear otras expectativas de vida y disfrutar de mi jubilación.

                         

¡¡Espero que os haya gustado saber!!



jueves, 31 de diciembre de 2020

Feliz Año 2021

Feliz año 2021 esperando que este año sea mejor que el 2020.

Eibar en blanco y negro.


Este año ha sido muy malo para todos y sobre todo para quien ha sufrido el virus Covid-19 o han perdido la vida por esta pandemia. Tenemos esperanza de que este próximo que ya entramos mañana sea mejor y con la  vacuna el virus vaya desapareciendo y nos deje para siempre. 

miércoles, 30 de diciembre de 2020

Receta : Bacalao a la portuguesa



Hoy os voy a presentar un plato que he cocinado para el Viernes Santo que me ha quedado delicioso. Era una receta de mi madre, que hacía tiempo que no hacía. Ayer vinieron mis hijos a cenar y les hice este manjar.  A ellos les gustó mucho, lo que sobró se lo llevaron para comer hoy. 


Bacalao a la portuguesa

Ingredientes: 
Unos buenos lomos de bacalao.
Dos patatas.
Un pimiento rojo.
Un pimiento verde.
Una cebolla.
Dos dientes de ajo.
Harina para rebozar.
Una cucharadita de pimentón dulce.
Una pizca de azafrán o colorante.
Aceite de oliva. 
Poco de sal.

Pasos en fotos:
                   
             




Preparación:
Se desala en agua el bacalao en lomos no muy grandes el tiempo correspondiente.(3 días cambiando el agua tres veces cada día). Yo como la anterior vez que hice bacalao al pil pil, me quedó un poco salado lo he tenido un día más cambiando agua. Una vez escurrido y seco reservar.
Freír las patatas redondas como para patatas panaderas y ponerlas en el fondo de una bandeja.
Freír los pimientos cortados en tiras y reservar.
Freír la cebolla muy pochada y suave con dos ajos. Añadirle sin quemar el azafrán (o polvos colorante) y el pimentón una vez apagado el fuego.
Rebozar el bacalao en harina y freír solo para sellar, muy poco. Colocarlo encima de las patatas panaderas. Colocar los pimientos entre las tajadas por encima del bacalao poner la cebolla pochada.  Cocinar en el horno a 180º durante 20 minutos o media hora dependiendo el grosor del bacalao. 
 


sábado, 19 de diciembre de 2020

FELICES FIESTAS DE NAVIDAD a pesar del virus

Este año es diferente ya que no nos debemos reunir con la familia, solo el núcleo familiar que se convive. No se puede viajar y se limita los horarios. Todo ello por culpa  de no  contagiarnos con el virus covid-19 de la pandemia que nos está mermando las ganas de disfrutar y a mi me da mucha tristeza, así es como yo lo siento.

Esta semana entramos en estos días de Navidad y  fin de año, todos nos  felicitamos y nos deseamos, Salud, Paz y Felicidad a nuestras amistades. Dicen que  con las luces  nace el espíritu navideño y  nos  acordamos de hacer el bien a los más necesitados, donamos juguetes, para que a ningún niño le falte un juguete en estos días. Damos aguinaldos y donaciones a algún Maratón  para una causa. Este año para el Maratoia para ayuda a la investigación sobre el Covid-19. Por supuesto jugamos a la lotería e intercambiamos con la familia y amigos algún décimo, si nos toca  bien, (es tener  suerte)y si no, pedimos salud. Yo con este post os quiero felicitar las fiestas    Fiesta  de Navidad y  fin de año.


Con este dibujo  pintado a lápices de colores felicité el  año pasado  las Fiestas.

Hoy por la mañana he  pensado en adornar mi casa con el árbol y una pequeña miniatura de nacimiento y unas bolas con flores adornando algunas de las paredes y  rincones. Pero no  este año no  voy a adornar la casa. Estas son fotos del año pasado.


Así me ha quedado adornado el árbol que  lo conservo con adornos antiguos  de mi madre

El resto de la casa adornos hechos por mis manualidades, un centro de mesa, una estrella, un angelito, unos duendes, árboles de Navidad de papel y con chapas de refrescos. 


 




Dulces con formas navideñas
















Mis  duendecillos 


Eibar como muchas ciudades y pueblos están todos engalanados con las luces que dan más alegría andar por las calles. Pero yo no voy a ir a pasear por las calles, ni de compras, ni podremos celebrar las fiestas con tanta alegría. Ni tan siquiera he adornado mi casa. No siento la necesidad de celebrar nada, porque es muchas casas  faltan los abuelos y mucha gente querida y aunque a nosotros no se nos  ha muerto nadie me da mucha pena por los que se han ido. 


La fuente de Ibarkurutze y la calle Estación
Este año parecen  flores  en colores blancos y amarillos

 


La calle Toribio Etxeberria  vista desde un lado y de otro. Estas son las calles más céntricas y comerciales y están mas iluminadas que otras más alejadas, pero por todas las  calles de la ciudad pueblo tiene luces. Este año hay otros adornos pero yo no he ido a verlo. Me quedo en casa. 



La zona del río cerca del Corte Ingles luce así de bonito

A pesar de todo si que quiero felicitar las fiestas a Udes. 

¡FELICES  FIESTAS!