viernes, 9 de marzo de 2018

Dia Internacional de la Mujer 8 de marzo


En la concentración en la Residencia
En la Resi no pudimos todas salir a manifestarnos, por que no se puede dejar a los anciana/os sin atenciones. Cumplimos los servicios mínimos. Si que pudimos parar un rato a manifestarnos en concentración en el jardín con las anciana/os. Sobre todo ellas, que son las que más han trabajado y asumido por la educación que recibieron para ser madres,  amas de casa, el papel de esposa anegadas a servir a su marido y a sus hijos. Ellas que vivieron el trabajo, el cuidado de los hijos, el cuidado de sus padres mayores en casa y sin medios automáticos, ni lavadoras, ni frigoríficos, con cocinas de fuego, de leña y carbón, y además tuvieron que trabajar muchas en el campo, en las fábricas, llevar la casa, como hombres ellas sólas, mientras sus maridos y padres fueron a la guerra. Ellas, nosotras y las jóvenes estamos en lucha para que  el mundo cambie y se hagan todo compartiendo: trabajo, casa, hijos. Lucha porque las jóvenes tengan un mundo en paridad con el hombre y pueda acceder  a puestos de trabajo como el hombre en la igualdad y se pueda compartir la vida juntos sin exclusiones y con sueldos  iguales. 

       


Yo con una abuela 
                     

Masivas movilizaciones en favor de los derechos de las mujeres

Delantales y fregonas como  banderas

En la calles la manifestación 


Concentración en la Plaza de Unzaga Foto Félix  Morquecho

El Día internacional de las Mujeres, consiguió una alta participación en las movilizaciones organizadas en distintos momentos del día. Muchas mujeres se sumaron al paro para reivindicar la equiparación de condiciones laborales en toda la ciudadanía y el cambio en los trabajos que recaen en ellas por una cuestión de género.

La plaza de Unzaga se llenó en una imagen difícil de repetir en otras convocatorias. A mediodía, mujeres de todas las edades se fueron acercando y pudieron colocarse una banda de color morado en el brazo para mostrar su adhesión a la huelga. También hubo quienes acudieron con ropa de color negro y morado, e incluso con paraguas, pelucas, globos y pañuelos de color lila.

A las 12.30 estaba prevista una concentración y dos pancartas se colocaron ante una plaza repleta con mujeres en su gran mayoría. 'Emakumeok planto. Nosotras paramos' y 'M-8 greba feminista. Instiko emakumeak planto. Sistema heteropatriarkalari planto' fueron los lemas que se podían leer en las pancartas que encabezaron la concentración, aunque las asistentes también portaron otros carteles con referencias a la igualdad de derechos y en contra de la violencia machista.

El cierre de la concentración se celebró con aplausos y con la lectura en euskera y en castellano de un manifiesto del movimiento feminista de Eibar. Seguidamente, cerca de dos centenares de las asistentes iniciaron un recorrido como piquetes informativos hacia algunas cadenas comerciales en las que se no se estaba siguiendo la huelga. En Stradivarius consiguieron que se cerrara la persiana y en El Corte Inglés ocurrió lo mismo, quedando algunas de las integrantes de piquetes retenidas en el interior.

Por la tarde se celebró una cacerolada que recorrió las calles principales y que contó también con una alta participación. Independientemente de las cifras de paro de trabajadoras, las movilizaciones alcanzaron una respuesta ciudadana que multiplicó cualquier 8 de marzo anterior.

Reportaje de Félix Morquecho en el Diario Vasco

Compañeras que si pudieron ir a la concentración de Unzaga  por tener  fiesta.




Publicar un comentario