miércoles, 28 de marzo de 2018

Microrrelato "El azar nos salvó"




Ya se las apañarían para pagar las facturas. Esa es la herencia que les dejaríamos a nuestros hijos, si no habríamos encontrado este mísero trabajo de contrato por horas. No ganamos mucho, apenas podemos pagar las facturas del gas, la luz, el agua y el teléfono. Si pagamos facturas, dejamos de comer. Nos cortaron la luz y el gas, el teléfono ya lo habíamos dado de baja. Fue una suerte que me compré un décimo de la Once y tocó. Por lo menos ya podremos pasar unos años sin pasar penalidades,  poder pagar las deudas y dejar buena herencia a los hijos.

94 palabras






Publicar un comentario