viernes, 18 de mayo de 2018

Visita a la Villa de Oñate (I)




Ayer jueves estuve de excursión de un dia con la asociación Pagatxa. El tiempo fue fresco y nublado, no llovió. Estuvimos en la villa de Oñate​ es un municipio español de la provincia de Guipúzcoa, en  del Alto Deva y tiene una población de 11.344 habitantes. Visitamos: La Universidad Sancti Spiritus, la huella más representativa del Renacimiento en Euskal Herria, tanto por su arquitectura como por ser una de las instituciones más significativas del espíritu renacentista. La placita de Hermanamientos, Parroquia de San Miguel, la plaza de los fueros, el molino  de San Miguel, La Txocolatería centro de interpretación del chocolate y las cuevas de Arrikrutz.


El mejor exponente del arte civil renacentista del País Vasco

La Universidad Sancti Spiritus


La fachada Plateresca es obra de muchos canteros y escultores. En ella, podemos apreciar nítidamente el espíritu humanista de su fundador; así como una mezcla entre lo sacro y lo profano.

Entre los elementos platerescos que adornan la fachada, no podemos dejar de citar el arco de medio punto, en el que aparece el fundador en posición orante. También el gran escudo perteneciente al rey Carlos I (V de Alemania), quien fuera patrón de la Universidad.





Su fundador Rodrigo Mercado de Zuazola, nació en Oñati a finales del siglo XV. Destacó en los campos de la religión y la política, ejerciendo como obispo en Ávila y en Mallorca. Fue también presidente de la Cancillería de Granada.

El mismo Zuazola fue quien fundó en 1548 la Universidad que, durante tres siglos, impartió los estudios de Derecho, Medicina, Filosofía, Teología y Letras, principalmente.

Hoy en día, es la sede del Archivo de Protocolos de Gipuzkoa, del Instituto Vasco de la Administración Pública y del Instituto Internacional de Sociología Jurídica.


Claustro típico renacentista, dos pisos unidos por dos escaleras con seis arcos en el lado estrecho y siete en el ancho, dándole al claustro una forma cuadrangular. Lo más representativo son los 32 medallones, en los que aparecen parejas mitológicas y reales, que han destacado por su virtud.

Escultura de Oteiza, La tierra y la luna  (Antonio y Francisco) – Según el escultor, representa “La obligación de abrir nuestro corazón al exterior”.
Detalle de los arcos y medallones mitológicos




Artesonado Mudéjar, construido en Ávila por Gibaja. El material es madera de roble, fabricado en esta misma provincia. No es frecuente ver este tipo de artesonado en el País Vasco, pero Zuazola quiso hacer algo diferente.


La construcción de la Universidad Sancti Spiritus iniciada en 1540 supone la introducción de las ideas humanistas en nuestra comarca, y la materialización de la corriente artística del s. XVI, el renacimiento. Este retablo plateresco de mediados del s. XVI es atribuible al francés Pierres Picart. De estructura clara y regular, sobresalen las imágenes situadas en las hornacinas de la calle central. San Miguel con el dragón, la venida del Espíritu Santo, titular de la capilla y de la Universidad, y la Asunción de María rodeada por pequeños angelitos.


Detalle de  desnudos en el retablo

 La placita de Hermanamientos


Esta placita es un homenaje los pueblos y ciudades con hermanamientos con otros países.
La visita por la monumental villa oñatiarra la guía nos mostró esta plaza de los Hermamientos, en la que los oñatiarras han querido dejar visible con una original escultura, sus excelentes relaciones con diversas localidades de diversos países.
En 1995, a través de un acto humanitario se hermanó con la localidad de Gleibat El Fula en el Sáhara Occidental.
Un año más tarde estrechó sus lazos con Méjico, concretamente con el estado de Zacatecas y con Guadalajara, ciudad del estado de Jalisco; en 1999 se selló el hermanamiento con la localidad francesa de Châteaubernard y desde el año 2000, no ha dejado de tener contacto con su ciudad hermana de Argentina, José C. Paz, fundada por el oñatiarra José Altube.

Prepararé otra segunda parte con los demás lugares que visitamos.
Información sacada de turismo de Oñate
Publicar un comentario