miércoles, 25 de julio de 2018

Visita a la villa de Conil de la Frontera

Siguiendo con los días que pasamos en tierras gaditanas nos trasladamos a Conil de la Frontera, el hotel estaba en la playa un poco apartado de la ciudad, pero nos encantó  el entorno y el hotel. Cuando llegamos y nos dieron la habitación  al salir a la terraza nos encontramos  con una bella puesta de sol. Estos días lo dedicamos más a descansar aunque también salimos a visitar el otro pueblo.

Un poco de historia de Conil de la Frontera


La ciudad de Conil fue fundada por los fenicios, aprovechando su excelente enclave junto al mar. En época romana ganó importancia como punto de paso en la Vía Hercúlea que une las ciudades de Cádiz y Málaga. Tras la caída del Imperio Romano, Conil fue sucesivamente saqueada por visigodos, bizantinos y vándalos, hasta que con la llegada del Islam en el año 711 tuvo que unirse a la Cora de Sidonia. Tras la reconquista en el año 1265, se le añade al nombre del municipio el término “de la Frontera”, como a muchas otras localidades de la zona.

A comienzos del siglo XVI, la vida del pueblo se ve interrumpida por las disputas que se producen entre dos nobles familias tremendamente importantes de la zona: la de los Guzmán y la de los Ponce de León, lo que dio lugar a un empobrecimiento en las condiciones de vida del pueblo.

Décadas posteriores la economía empezó a remontar, siendo el siglo XVII el siglo de oro de Conil de la Frontera, pasando a ser el centro económico de la zona, ocasionado principalmente por el incremento de las almadrabas.

En el siglo XIX se produjo la ocupación de la localidad por parte de las tropas napoleónicas.

Todos estos hechos históricos y el paso de las distintas civilizaciones, han ido dejando huella en el arte y la arquitectura de Conil.



 




Como llegamos ya tarde nos situamos en el hotel, cenamos y descansamos. Al día siguiente caminando por la playa fuimos a conocer la villa. 

 Arco de la Villa













Junto a la Plaza de España, y centro neurálgico de Conil, se encuentra el Arco de la Villa. Uno de los mas populares monumentos qué ver en Conil durante su visita a esta bella localidad. Su origen data del año 1502, cuando se construyo la muralla que rodeaba Conil con el objetivo de defender ante invasiones y saqueos de los moros. De las cuatro puertas de acceso que se construyeron, esta es la única que se conserva en la actualidad. Antiguamente fue también conocida como Puerta de Vejer ya que era el inicio del camino que única Conil con la vecina localidad de Vejer.



Torre de Guzmán


Entre los años 1300 y 1307 se construyó la torre y con posterioridad la cerca o recinto amurallado en tiempos de Don Enrique, Conde de Niebla, quien remodeló su entorno a petición de los vecinos en 1411 con la finalidad de tener un lugar fortificado donde guarecerse cuando había peligro de enemigos. En tiempos del segundo duque, también llamado Don Enrique "El Magnífico", se realizan nuevas obras en la torre construyéndose los aposentos ducales.
Fue el núcleo alrededor del cual fue surgiendo la nueva villa durante los siglos XIV y XV, configurándose a su alrededor la que se llamó Plaza Mayor con los edificios principales de la villa. En aquellos tiempos el castillo contaba con una campana a cuyo toque se reunía el pueblo. Esta plaza, llamada luego de "Santa Catalina" ha sido el escenario de todos los acontecimientos de la vida pública de la villa hasta mitad del siglo XIX en que el centro se traslada a La Plazuela, llamada de la Constitución y luego Plaza de España, centro neurálgico de la actual villa de Conil.
La Torre fue remozada a finales del siglo XVIII en el año 1784 dándole entonces el mismo aspecto exterior que hoy podemos contemplar.


El convento de Nuestra Señora de las Virtudes (también llamado de la Victoria) es, sin duda, uno de los edificios más emblemáticos de Conil. Fue edificado bajo el patronazgo de los Duques de Medina Sidonia (antiguos señores de la villa).
Situado en la actual plaza de la Constitución (antigua plaza del Convento) está integrado por la iglesia y una serie de dependencias organizadas en torno a un claustro o patio central de dos plantas. Las obras de edificación se iniciaron en la segunda mitad del siglo XVI y no se remataron hasta la segunda mitad del XVIII. Su estilo artístico se corresponde con el renacimiento tardío y el barroco. La construcción del convento está en el origen de la calle de la Virgen, principal arteria a partir de la cual fue surgiendo un primer arrabal extramuros, el barrio de la Virgen.
El estado de conservación del antiguo convento es muy desigual, dadas las numerosas alteraciones que ha sufrido desde el siglo XIX hasta la actualidad. La reciente restauración de la iglesia es modélica en este tipo de actuaciones. Ha afectado a la torre y su chapitel, la portada, la bóveda y el coro, solería y ventanales.

Santa Catalina(foto de internet)














Considerado el mas bello de entre todos los monumentos qué ver en Conil, la Iglesia de Santa Catalina, ubicada en la plaza del mismo nombre, tiene su origen en el siglo XV y fue mandada construir por Los Guzmanes (Señores de Conil).
El templo inicial era de estilo mudéjar aunque las continuas remodelaciones que ha sufrido a la largo de la historia hacen que hoy en día sea difícilmente apreciable ese estilo.
La obra actual es en su mayoría de finales del siglo XIX, y fue llevado a cabo bajo el mandato del padre Caro, párroco de Conil. En agradecimientos, Conil declaró al padre Caro hijo adoptivo y predilecto de la villa, dedicándole una calle.
La iglesia actual consta de nave principal y dos naves laterales, con tres capillas a cada lado. La nave principal se cubre con bóveda de cañón de cinco tramos, divididos por arcos que descargan el peso de la bóveda sobre pilares, estructura reforzada en el lado del cementerio por potentes contrafuertes. En cada tramo se abren huecos de iluminación de forma lobulada mediante lunetos laterales en la bóveda. Las naves laterales son de inferior altura y está resueltas con bóvedas de aristas en cada tramo. El ábside se cubre con cúpula semiesférica sobre pechinas y tiene adosadas dos capillas como continuación de las naves laterales. Al fondo, en una de las esquinas del ábside se ubica la torre-campanario, de sección cuadrada. Las fachadas que dan a la plaza de Santa Catalina responden al diseño de Pascual Olivares.
Actualmente, este edificio se utiliza como centro cultural.

Callejeamos y comimos en la villa y regresamos de nuevo caminando por la playa.


 

Las playas

Nosotros estábamos en la urbanización en la playa de la Fuente del Gallo y desde allí bajábamos por un camino fácil a la playa y paseábamos a lo largo de la  playa hasta Conil.

Desde la bajada a la playa 
 Bajando en  el camino a la playa 

Caballos y jinetes por la playa 


Una medusa enorme
Conil desde la playa 



Arbustos de la playa 
Regresando del Conil  por la playa de vuelta hacia el hotel
          Os pongo un vídeo de la costa de la luz
          

Os muestro el hotel que estuvimos en Conil: Hotel Garbi Costa Luz 4*, muy buen servicio y calidad precio.



Camino  a la playa desde el hotel 


 



Con estas puestas de sol nos despedimos desde Conil 




                 ¡¡Espero que os haya gustado!!
Publicar un comentario