martes, 19 de abril de 2016

VIAJE A SINTRA EN PORTUGAL

 Seguimos el viaje  que hicimos a Lisboa y visitamos la  ciudad de  Sintra,  Visitamos el Palacio  Nacional de Sintra, La Quinta de la Regaleira. y el Palacio de la Pena.

Palacio Nacional de Sintra

                                                                             Palacio Nacional de Sintra

      De origen árabe, fue residencia de la familia real desde el siglo XII, donde se hospedaban principalmente en verano por el clima y por la abundante caza de la zona. Es el clásico palacio que vas recorriendo de habitación en habitación, donde destacan unas sobre otras, como la cocina y las dos grandes chimeneas, y que si no fuera por la historia que le rodea, podría decir que es bonito y poco más. Tened en cuenta que tanto la Quinta como el Palacio da Pena son los top del lugar.

          
                                                                           Panoramica de Sintra y el Palacio


La visita al Palacio Nacional de Sintra es visitar la historia del arte. Mezcla de estilos, combinando el gótico y manuelino con influencias mudéjares, La influencia árabe se nota en todo el Palacio Nacional de Sintra, habiendo incluso una habitación con su propia fuente mudéjar, al más puro estilo Alambra de Granada. Hay estancias que están decoradas completamente según a lo que  la utilizaban.



                                                                          La sala de los Escudos
  La Sala de los escudos (Sala do s Brasões) es posiblemente la más espectacular del palacio, con su alto techo abovedado en el que hay tallados 72 escudos de armas de familias nobles.

                                       Techo de la sala de los escudos

                                                                            Sala de los Cisnes

          De ahí que la sala de los cisnes tenga todo su techo recubierto con estos animales. 


                                                                              La  cocina

       La visita de este palacio a la cocina, , donde los jarrones chinos se mezclan con las ollas de cobre y chimeneas son aún más grandes de lo que parecen desde  fuera.                                     
                      

                                                                                Rincones de Sintra donde  comprar  recuerdos

                                                                                     Parte de  calles y paseos de  Sintra 

   Si la parte más nueva es tan espectacular, imagínate cómo será el casco histórico Para comprobarlo hay que darse un paseo, bordeando la colina de la Sierra de Sintra, que separa la villa en dos. En unos minutos llegaremos al verdadero corazón del romanticismo, donde sus estrechas callejuelas en cuesta y empedradas, típicas en Portugal, Donde hay muchas tiendas de recuerdos y deliciosas pastelerías dan paso al imponente Palacio Nacional de Sintra, coronado por dos grandes chimeneas, que recuerdan a unos pechos.



                                                 
                                                                               Palacio Nacional

                        
                                                                                                    Rincones que llaman la atención


              
                                                                                            Rincones  mas  austeros y  descuidados

        El pueblo es una maravilla, vayas  donde  vayas  es todo monumentos y rincones preciosos.                                                                                                 
                                                          Terrazas que  invitan al descanso y  a la  tranquilidad

                                   
                                                                                Ayuntamiento de Sintra

    Al lado del Ayuntamiento nos recomendaron  un restaurante para comer un buen bacalao. Estaba muy bueno y  bien preparado y sirvieron mucha cantidad.

                                         
                                                  Mi marido dispuesto incar el diente al bacalao al horno

                                        
                            Camino de  visitar la Quinta de la  Regaleira, una de las joyas de la corona de Sintra.


La quinta de la Regaleira
                                                   
Quinta de la Regaleira 

                                                 
      La Quinta da Regaleria es posiblemente uno de los jardines más bonitos del mundo. Es famoso por su elegante recorrido a través de cuevas subterráneas, pozos sacados de un cuento de hadas o cascadas surgidas de un paisaje digno de los dioses. Allí mismo nos dieron un mapa muy detallado donde aparecen los principales puntos y una breve introducción histórica de este jardín. Conviene llevar a mano este mapa, ya que es fácil perderse.    
    Os recomiendo que empecéis por el suroeste, a la izquierda de la entrada, para subir poco a poco y luego bajar por el este. A la entrada, a la derecha de la taquilla, está el Palacio de la Regaleira, majestuoso, y que merece la pena dejarlo para el final.                                                  
         Nos recomendaron llevar linterna y la dejamos en el coche, pero por suerte con la luz del móvil pudimos explorar las grutas de la Quinta, un laberinto que no te esperas encontrar en un jardín. Estas cuevas están nada más entrar a la izquierda, por lo que nada más empezar ya comienza la aventura.
                      
                                                 Entrada al pozo Iniciático 

                                                
                                                        Pozo iniciático desde abajo 



     Simplemente es sorprendente. Es como un torre invertida, bajo tierra. En vez de desafiar al cielo desafía las profundidades, el mundo al revés, pero de belleza monumental. Casi carece de luz, pero le sobra humedad, un punto que le da un toque natural por el verdor de sus paredes.

                                                                             
                                                   Jardines de la Quinta 
               

  















  Después de las grutas subimos poco a poco visitando lugares como la capilla, las torres y varias cascadas, hasta alcanzar unas murallas y el Pozo iniciático







 
    Camino  hacia  la  Quinta de la Regaleira


               
conejo con alas y otros seres mitológicos.                                                                                                                         Caminos de los jardines    


        Toda una tarde  no son suficientes para conocer este inmenso jardín, que por sí sólo es razón suficiente para visitar Sintra. Tranquilamente podemos pasarnos toda la tarde en la Quinta de la Regaleira, y seguiremos queriendo más tiempo para explorar sus rincones.

En el interior del Palacio
                          



      Lobos de tesela en el suelo, escenas bucólicas pintadas en las paredes, conejos con alas, tacitas de fina porcelana francesa, escaleras con barandillas imposibles, canguros custodiando las almenas, todo en este palacio es de lo más extraño.   

                                                                                                      Chimenea


                                                     Biblioteca, me hubiese encantado mirar uno por  uno cada libro



Palacio Da Pena



El Palacio Da Pena es la imagen de Sintra, su portada, su símbolo. El estallido de color de este palacio es de fama mundial. Parece haber nacido en una pastelería, con esos colores dignos del mejor repostero de la ciudad. Sabíamos que al llegar no nos escaparíamos de las hordas de turistas, normal, ya que con diferencia es el más visitado.
                            


Ya una vez en el palacio destacar sus vistas a toda la sierra de Sintra, gracias al genio creativo de Fernando II, exponente del romanticismo del siglo XIX. No cabe duda que es un Patrimonio Mundial



 Sólo hay que ver la gran torre roja, los muros amarillos, las fachadas azules y las torres redondeadas, que parecen de cuento de hadas.

Estatua de Tritón, el dios del mar, en el Palacio da Pena

 





 Como fortaleza no será nada eficaz, pero bonito es un rato. El interior del palacio no se queda corto, con salones recargados hasta los topes con multitud de objetos, algunos tan curiosos como la bañera – ducha, la caja de juegos de mesa portátil, el vetusto teléfono o el juego de café repleto de flores.


                                                 
                                                                               Bañera-ducha
Este lugar  hay que  volver para poder visitar varias veces y  disfrutar del lugar 

Publicar un comentario