lunes, 16 de enero de 2017

MATANZA EN EXTREMADURA



El otro día escribí un relato que tenía que ver con la matanza y hoy os voy a hablar de una matanza que estuve presente en Olivenza Extremadura. Mis primos me invitaron a ir en el puente de la Inmaculada en diciembre del 2006 a la matanza. Para mi fue una experiencia nueva, y la disfruté. Aparte de estar con todos mis primos e hijos, en la finca de mi primo mayor, estuvimos en el campo. Todos juntos disfrutamos de los trabajos que conlleva la matanza del cerdo. 



 Estaban chamuscando los pelos del cerdo 

Abrieron en canal  al animal

Separando la carne del tocino
























Cuando yo llegue a la finca ya habían matado los matarifes, el cerdo y cortado la lengua para llevarla a analizarla(esto se hace para saber si este cerdo estaba sano) y poder cortar sus partes de carne para hacer chorizos. Me limité a hacer fotos de todo el proceso.



 















En este proceso intervine yo, mis primas me mandaron a traer agua caliente en cubos para lavar las tripas del cerdo. Me mandaron lavarlas a mí. Anda que no se rieron, pensaban que me daria asco limpiarlas. Yo me remangué como la que más. Sólo se usan algunas tripas, ya las venden preparadas.






Aquí en proceso de picado de la carne y aliñando con especies. Se deja la mezcla para el reposo hasta el día siguiente. Tiene que reposar un día para que se mezclen los sabores antes de hacer los chorizos.

  











Mi prima asando trozos de secreto








Estuvimos almorzando y probando la carne de chorizo y parte del secreto a la plancha, estaba delicioso.


Haciendo morcillas 
Mi prima se encargó de embuchar los lomos 
                                                                                         Yo atando los chorizos

Estuvimos dos días de matanza y me lo pasé de maravilla, disfruté  con mis primos y en el campo en diciembre no hacia mucho frio.


                                 
La matanza se quedó colgada para su secado al calor de la lumbre. Y mi primo mayor se quedaba cuidando las pitanzas.


Cocina de leña en el campo






Ya quedaban  sus hijos para  criar y crecer para la próxima matanza


¡¡Espero que os haya gustado esta matanza y os haya hecho recordar a quien  ha participado en alguna¡¡










Publicar un comentario