viernes, 7 de julio de 2017

Sanfermines menos animados

Hoy es el día de San Fermín y es una fiesta que es ya internacional y famosa por los encierros. No so voy a contar que he corrido el encierro, ni lo he visto a pesar de ir a esta fiesta un día. Me conformo con ver el encierro en la tele. Pues tuve la oportunidad de ir con una amiga y su marido, conductor del bus de línea, y pude ver algo de Pamplona. Nunca antes había estado a pesar de estar tan cerca. Solamente he estado con esta dos veces una de excursión, ya por la tarde, no tengo fotos y varias veces de paso. Las fotos que tengo son escaneadas de papel, no son muy buenas, pero son las que tengo.

2015 en la plaza del ayuntamiento

Salimos de Eibar sobre las 7 de la mañana y cuando llegamos a Pamplona sobre las 9, pues la verdad lo que vi allí no me gustó mucho. Llegamos en el momento de que la gente estaba durmiendo en los parque, en el cesped (acabo de oír que eso ya no ocurre porque riegan) y la porquería que dejaban tras el encierro, botellas, plásticos, vomitonas de la juerga nocturna no es la mejor vista. Y eso la la zona de la calles centrales ya estaban limpias. 



 En el recito de la cuidadela

Desde luego había mucha gente por la calle y familias con niños, turistas y gente, me imagino que más gente por la tarde y noche. Comimos en un restaurante un menú del día previamente reservado por el marido de mi amiga y visitamos parte de la zona, y paseamos por la Ciudadela y lo que nos dio tiempo, porque teníamos horario de vuelta en el bus a media tarde.

Fortaleza de la Ciudadela 


El siete de julio empiezan los famosos Sanfermines en la ciudad de Pamplona, capital de la comunidad autónoma de Navarra, en el nororiente de España, y aunque hay muchas actividades que hacer, también se pueden aprovechar los momentos libres para visitar algunos de sus sitios emblemáticos. Por ejemplo, los visitantes se pueden ir a relajar en una de las áreas verdes más grandes de la ciudad, que además tiene edificaciones hermosas e históricas; la Ciudadela de Pamplona.

Este sitio, que también es conocido como el Castillo Nuevo, es una fortaleza de estilo renacentista que fue hecha entre finales del siglo dieciséis y principios del diecisiete con el objetivo de defender a la ciudad militarmente. Ya en el año de 1964, la construcción dejó de ser utilizada por las fuerzas militares y se convirtió en el sitio de esparcimiento y cultura que es en la actualidad.

Existen cinco puertas para entrar en la Ciudadela de Pamplona, siendo las más utilizadas y reconocidas la conocida como la Puerta del Socorro y la entrada más importante que está sobre la Avenida del Ejército. El encanto de la primera puerta es que lleva a un paso sobre los fosos y de la segunda, que mantiene su estilo renacentista y que se ha conservado muy bien.

Todo este sitio cubre unos 275.840 metros cuadrados y cuando dejó de ser de uso militar se preguntó a la ciudadanía que se quería hacer con él, a lo que se votó que se mantuvieran sus espacios verdes y dentro de ellos se conservaran las partes de la edificación que aún se mantenían en pie. Aunque originalmente el complejo tenía forma de pentágono, algunas de sus puntas fueron derribadas para construir casas y edificios militares en sus alrededores.

En la actualidad, además de su agradable parque público en donde hay decenas de especies de árboles, senderos y hasta una plazoleta que tiene una fuente, allí se pueden ver baluartes, fosos y pabellones. Toda la ciudadela está abierta sólo en horas del día y en ella sólo se puede caminar, está prohibido el uso de la bicicleta.


Escultura moderna en la ciudadela       Ciudadela

Ciudadela 

Construida en tiempos de Felipe II, quien encargó las obras al ingeniero militar italiano Fratín. Tiene forma pentagonal. De sus cinco baluartes, sólo conserva tres. Consta de dos puertas, la principal orientada hacia el casco antiguo y la puerta del Socorro. En el siglo XVIII se convirtió en prisión de hombres ilustres, como el conde de Floridablanca, el marqués de Leganés, etc. En la actualidad alberga un parque y varias salas de exposiciones.
Publicar un comentario