domingo, 24 de septiembre de 2017

Visita a Brujas 2ª parte

La segunda parte de la visita a Brujas va a ser más fotos de la otra parte del lugar y  es que me encantó todo lo que vi. Así que, voy enseguida buscar información de los lugares que  he retratado.


Plaza Mayor  o la  Grote Mark 
Plaza de Grote  Markt, foto archivo 

El centro histórico de Brujas se articula alrededor de la principal plaza de la ciudad, la  Grote Mark o Plaza Mayor. En esta zona central de la ciudad se sitúan los edificios históricos más importantes rodeados de canales.

Este centro fue declarado Patrimonio de la Humanidad  por la Unesco en el año 2000.​ Aunque en gran parte ha sido reconstruido, dicho centro urbano es uno de los más grandes atractivos europeos, ya que mantiene intactas las estructuras arquitectónicas medievales.

Muelle del Rosario y los canales
Muelle del Rosario

A cinco minutos de la plaza principal Grote Markt nos encontramos esté bellos paisaje. Esta fotografía me cautivo desde este punto es una postal maravillosa. Dicen que es uno de los sitios más fotografiados de toda la ciudad de Brujas. Y la verdad, no es de extrañar.

El muelle del Rosario es una de las estampas más bellas de esta ciudad belga, con el canal, los edificios clásicos. Una auténtica postal. Se encuentra muy cerca de la plaza de curtidores y del Mercado del Pescado.









                                                                                              



          


En una Brujas floreciente, próspera y rica, los artesanos y comerciantes de la época ven la necesidad de asociarse para proteger y defender sus intereses comerciales, y para obtener seguridad. Pero no queda limitada su función a esta protección y a esta seguridad, sino que llevan a cabo una importante función social y artística en las ciudades. Del paso de estos gremios por la ciudad de Brujas queda huella no sólo en la Plaza de los Curtidores, sino en numerosos edificios y en multitud de construcciones: las casas gremiales de la Grote Mark, la estatua de Jan Breydel y Pieter de Connick (héroes locales, líderes de una revuelta de los gremios contra el rey francés), las casas sociales que construyeron los burgueses ricos de los gremios, las Godshuiten o casas de Dios, para ancianos pobres y viudas…..todo esto nos hace ver la importancia que los gremios tuvieron en la época medieval y la fuerza que llegaron a adquirir, pues estos artesanos y comerciantes se pusieron al frente de una nueva manera de vivir que trajo a la ciudad de Brujas sus años más pujantes, conviertiéndola en enclave y centro del mundo.


Plaza de los Curtidores

Plaza de curtidores

En esta plaza tomamos un café 
Mi amiga  Katy en un puesto de un pintor 



Yo sentada el el petril  con esa estampa preciosa  por atrás
Quizás sea uno de los rincones más encantadores de la preciosa cuidad de Brujas,  y también es uno de los más visitados por los turistas.


Los turistas  paseando  en barcas 


Me encanta  las  casas y  estas decoraciones de flores
Jardines en vertical  
Este árbol tipo sauce llorón que le adorna mucho 







El puente de San Bonifacio

Este encantador rincón de los canales de Brujas lo encontrarás en un parque con frondosos árboles, a espaldas de la  Iglesia  de Nuestra Señora. 


Parque de Arentshof, foto archivo

El entorno característico del Puente de San Bonifacio y del parque Arentshof colindante encantará a más de un visitante. Aquí puede encontrar una combinación irresistible de historia impresionante y romanticismo. 
Canales, estanques que maravilla 
Pasear por estos jardines y poder pintar estos lugares
Ocas, cisnes  y patos  en su  hábitat del parque

El parque Arentshof, situado junto a los canales pintorescos, tiene un ambiente peculiar con sus altos árboles, bancos escondidos, obras de arte misteriosas y vistas magníficas sobre la Iglesia de Nuestra Señora y el Palacio de Gruuthuse. Aquí puede literalmente ver el mundo pasar: embarcaciones turísticas pasan bajo el puente y la gente cruza la plaza con asombro mientras se oye el ruido de cascos de los caballos de tiro todo el día. Si sigue más adelante, no se deje engañar, pues el puente encantador de San Bonifacio parece haber sido construido hace varios siglos pero data del principio del siglo XX y es uno de los puentes más recientes de Brujas. Mientras que registra los canales maravillosos con fachadas inclinadas de ladrillo y de madera y las embarcaciones, sin duda se sentirá humilde alzando la mirada hacia el campanario de la Iglesia de Nuestra Señora. Por la noche, la iluminación cuidadosamente seleccionada agrega una dimensión encantadora a este lugar romántico.


                                        La Iglesias de Nuestra Señora   

Con mi amiga Katy 


La Iglesia de Nuestra Señora  y puente,  foto archivo


La iglesia de Nuestra Señora en Brujas, es una gran iglesia medieval que data principalmente de los siglos XIII, XIV y XV. Su torre, de 122,3 metros de altura, sigue siendo la estructura más alta de la ciudad y la segunda torre de ladrillo más alta del mundo.     La Iglesia de Nuestra Señora de Brujas se construyó en el siglo XIII en el lugar que ocupaba en el centro histórico de Brujas una iglesia románica anterior. Su arquitectura está inspirada en la no lejana Catedral de Nuestra Señora de Tournau. Entre 1270 y 1340 se construyó la torre de 122 metros de altura, situada en la nave colateral norte. Hacia la mitad del siglo XV, se añade una flecha de 54 metros de altura de ladrillo al edificio.  
                 

Vista desde el Agua de la Iglesia 


 
Virgen de Nuestra Señora de Migue Ángel, foto archivo


Callejeando  por las calles no podíamos resistirnos de ver escaparates  tan bonitos como estos de las tiendas de venta de juguetes de marquetería y encajes.

Tienda de juguetes  en marquetería 


¿Sabías que la la ciudad de Brujas está considerada como la cuna del encaje?
Una de las tiendas de encajes

Cuando visitas esta bellísima ciudad de Flandes, en Bélgica, te es fácil adivinar la histórica vinculación que el encaje ha tenido con Brujas, pues comparte con el chocolate todo el protagonismo en las tiendas que encuentras durante tu paseo por sus calles.
Efectivamente, la historia del encaje se remonta al siglo XVI, y Brujas comparte con Venecia el honor de ser la cuna del encaje.  
Tienda de chocolates y bombones




LA FAMA DEL CHOCOLATE DE BÉLGICA





















El chocolate en Bélgica, y en Brujas, es más que un bendito placer. Se eleva a las más altas esferas, por poneros un ejemplo os diremos que en esta ciudad son 14 los restaurantes que crean en torno al chocolate. Tanto y tan bueno crean que entre todos suman 6 estrellas en la Guía Michelín y 9 menciones en la guía Gault-Millau.


Con mi amiga Geli  saliendo de la tienda
Y por supuesto no nos resistimos a tomar  una buena taza de Chocolate a la taza  belga. Compramos bombones para  hacer  regalos  y degustarlos mientras en casa  recordábamos esta visita. 
Brujas  cuidad de cuento 
Información y alguna foto de archivo están buscadas en Wikipedia  y alguna página de turismo 

¡¡Espero que os haya  gustado!!

Podéis ver mas pots relacionado con este viaje , pinchando en los enlaces:


Publicar un comentario