jueves, 12 de julio de 2018

Atardeceres en algunos lugares

Hay días que por la tarde las puestas de sol son impresionantes. Esa hora mágica que dura tan sólo unos minutos entre la puesta de sol y la oscuridad de la noche. No siempre las vives y las disfrutas de la misma manera, depende mucho del estado de ánimo que estamos y del lugar que las visualizas, casi todas son hermosas.  

Al atardecer el color del cielo se suele torna de un bello color anaranjado, variando en tonos rojos y amarillos. Los atardeceres en cierto lugares despejados y de buena vista panorámica, son muy apreciados y considerados un espectáculo. Su explicación deriva del ángulo con que los rayos del sol nos llegan a nosotros.
Os voy a mostrar algunas de las que he fotografiado en distintos lugares, no todos los atardeceres que he visto  he tenido ocasión de fotografiar.
Estas dos fotos fue un día de agosto que llovió y hizo un día muy nublado. Desde Getaría (Guipúzkoa) saqué estas fotos y apenas se vio el sol. 














Primero tenemos que saber que la luz es una onda electromagnética. Cada onda tiene distinta longitud y frecuencia. La luz blanca esta compuesta por los colores que vemos en el arco iris. Estos se dividen en los de mayor longitud de onda (el rojo) hasta las de menor longitud de onda (el violeta), todas dentro nuestro espectro visible de ondas (existen diferentes tipos de onda, de diferentes frecuencias, que no podemos ver, como las onda de radio). 

Puesta se sol en la playa de Deba (Guipúzkoa)

Estas puestas de sol son desde Puente Ayuda, se va desde la carretera de Olivenza a la frontera  que está dividida por un puente el río Guadiana entre España y Portugal.



Seguimos en Olivenza, casi todas las tardes se pueden ver puestas de sol preciosas.

Los atardeceres no son lugares, son momentos. Su belleza reside en lo efímero de los colores, las luces, hasta los olores. Muchas veces nos hemos preguntado cómo se crean esos colores tan intensos en el cielo,  su explicación deriva del ángulo con que los rayos del sol llegan a nosotros.

He visto muchas puestas de sol muy bonitas pero no siempre he podido sacar fotos.


A veces las nubes hacen maravillas en el cielo y se ven un atardecer como estos. Volviendo de Badajoz hacia Olivenza.



Esta tarde fue una puesta de sol muy bonita y larga.


Durante el atardecer, los rayos tienen que recorrer un mayor camino para llegar hasta nosotros, y solo consiguen llegar las ondas de mayor longitud: los rayos rojos. A medida que el sol baja de ángulo y se acerca al horizonte, empezamos a ver pinceladas rojas, rosadas, naranjas y amarillas. Los distintos colores se deben a que los rayos rojos llegan a nosotros difundidos por las partículas de la atmósfera. Qué bonito.


En un viaje que hicimos a Fuerteventura pudimos disfrutar de algunos de estos en Corralejo y Cotillo al norte de la isla. 







Los atardeceres son mi parte favorita del día. Si estoy de viaje, es un momento que vale la pena detenerse para disfrutar. Cada atardecer es una expresión única de belleza.
Estos son al sur de Fuerteventura  en Jamble.






Tengo muchas fotos de atardeceres y en otra ocasión los mostraré. 



¡¡Espero que os haya gustado!!









Publicar un comentario