lunes, 16 de julio de 2018

Visita a la ciudad de Cádiz

Os voy a mostrar unos días que pasamos en la provincia de Cádiz. Hacia tiempo que quería visitar esta ciudad, estaba en deuda con ella. Ya que una vez fuimos allá por el año 90 y no pudimos ver casi nada de la ciudad, porque el hotel que habíamos encargado habitación desde Sevilla que marcaba 4* "Hotel París", en ese tiempo de verano llegamos con un calor insoportable, con los niños pequeños. Nos dieron una habitación que no era digna de un hotel con tanto renombre y además olía a tubería, estaba vieja, y no tenía aire acondicionado, por lo que no nos quedamos (nada que ver con hoy en día que se ve que lo han reformado) luego no pudimos encontrar ningún hotel ya que había alguna convención de fútbol y no había plazas de hoteles libres. No encontramos hotel hasta Jerez de los Caballeros, que por cierto compensó a este otro ya que  estaba recién abierto y estrenamos habitación. 

Así que este año pudimos ir y visitar la ciudad aunque pernotamos en Chipiona, visitamos Cádiz y pasamos un día en la ciudad.
La puerta de la  Tierra
La puerta de la Tierra (Foto subida de internet)

Es uno de los monumentos más significativos de la ciudad que separa, en la actualidad, el Casco Antiguo (conocido popularmente como "Cádiz") y la zona moderna (conocida popularmente como "Puerta Tierra" o "Extramuros") de la ciudad. Supone un reducto de la que fuera muralla de entrada a la ciudad de Cádiz, Levantada por el arquitecto academicista Torcuato Cayón en el Siglo XVIII, la portada está labrada en mármol y está concebida más como retablo religioso que como fortificación militar.



El Ayuntamiento de Cádiz, en la plaza de San Juan de Dios. 
Ayuntamiento de Cádiz


A pie de calle, lo que realmente vertebra el casco histórico y la vida cotidiana de sus gente son sus plazas. Se vive en la calle y todo sucede en la calle. En esta plaza comimos en una terraza.

 

La catedral de  Cádiz,  en la plaza de la catedral  


En el siglo XVIII se decidió construir una catedral que fuera en consonancia con la importancia que había adquirido Cádiz en aquella época. El tres de Mayo de 1722 el Obispo de Cádiz coloca la primera piedra de la Catedral de Cádiz. La monumental obra se alargaría durante los siguientes 116 años, lo que explica la conjunción de los diversos estilos arquitectónicos con los que cuenta, Barroco, Rococó y Neoclásico.














Plaza de la Catedral. Una intensa luz lo inunda todo. La escalinata del templo blanco y ocre, las altísimas palmeras, las fachadas color pastel. Todo funciona realmente bien con este exceso de luminosidad. Le da un aire irreal y exótico. Además desde la escaleras vimos este espectáculo de aires flamencos.

Plaza de la catedral 

Callejeamos desde la plaza de la catedral y llegamos la Plaza del mercado Central de Abastos, donde tomamos unas tapas y compramos lotería y  algunos  regalos.


Mercado por la mañana 


Exterior del mercado con estas  pinturas

Ya en la Antigüedad, allá por el 1.100 a.C, Gadir era una leyenda viva para los marinos y comerciantes. Dicen que si cabas un metro en el Barrio del Pópulo te sale un fenicio. Antiguo barrio de marineros,  El Pópulo hoy se ha convertido en el mejor lugar para tomar unas copas por la noche y escuchar buena música sin perder autenticidad y sabor. Bajo la escondida Casa del Obispo aparecieron los yacimientos fenicios más antiguos datados en el continente europeo que pueden visitarse.

Casa del Almirante 

Arco de  la Rosa
Malecón de Cádiz 
Paseo de Canalejas

Escuela de Arte 

Malecón de Cádiz 

Una ciudad para caminar y recorrer sin rumbo fijo, disfrutando de todos sus rincones. Desde el Ayuntamiento a la Catedral, la ciudad ha sabido mantener ese estilo colonial. Llegó a su máximo esplendor en el siglo XVIII cuando fue la principal ciudad en la que se basaba el comercio entre España y el Nuevo Mundo. Cuando la gente dice que Cádiz les recuerda a la Habana, (aunque deberían decirlo al revés) no andan desencaminados, ya que el intercambio con aquel y otros puertos de las colonias americanas generó una arquitectura de ida y vuelta.

Arco los Blancos detrás 
En la capilla de  la Plaza Fray Félix
Arcos de los Blancos
Parte de  la muralla medieval

































Pasea sin rumbo por Cádiz se sitúa en una estrecha línea de mar, y esta limitación de espacio generó una ciudad de calles estrechas, patios pequeños y balcones acristalados para recoger la luz. Como en casi todas las ciudades europeas, su zona más interesante es el casco antiguo, desde la Puerta de Tierra se entra a la ciudad amurallada llamada  también el Barrio del Pópulo.

      
     Casa Episcopal 
                         
             Casas de época y rejería




















Nada más cruzar las Puertas de Tierra entramos en el barrio de Santa María, uno de los más antiguos datado del siglo XV, sinónimo de flamenco, historia y religión. Famosos cantaores se forjaron en sus calles y en su corazón, donde encontramos la Iglesia de Santo Domingo, la Iglesia Virgen del Rosario; Santa María, además de la cárcel real. En el siglo XVII se consideraba que Cádiz era inexpugnable.

Plaza de San Francisco y hotel París 

El casco antiguo vivió su momento más dulce en el siglo XVIII con el comercio con las indias. Fue entonces cuando se construyeron la mayoría de de los casones neoclásicos que aún se conservan en el casco histórico, las ricas casas de los comerciantes. La distribución de las casas solía ser siempre la misma, en la planta baja se encontraban los almacenes, en la entreplanta las oficinas y en el primer piso vivían los señores con muebles elegantes traídos de todo el mundo. En el segundo piso vivía la servidumbre. 
Monumento a las Cortes de Cádiz    


El Monumento a Las Cortes de Cádiz, situado en la Plaza de España, fue construido entre los años 1912 y 1929, aunque la idea de su construcción parte del siglo anterior, siendo solicitada su realización por el Municipio Gaditano al Congreso Nacional con fecha 27 de marzo de 1812. La petición fue leída y aprobada en la sesión de las Cortes que tuvo lugar al día siguiente, convocando el Ayuntamiento de Cádiz un concurso de proyectos en abril de ese mismo año. Sin embargo, a consecuencia de la inestabilidad política y del desgaste económico y humano provocado por las sucesivas guerras, pasarán cien años para que pueda llevarse a cabo la construcción del Monumento.















El concurso lo ganó el proyecto presentado por el arquitecto Modesto López Otero y el escultor Aniceto Marinas García. Según consta en un artículo publicado en la Revista “Raza” en 1919, ambos autores leyeron, en repetidas ocasiones, la Constitución para conseguir la necesaria inspiración con la que realizar el Monumento.
Conmemoran la Constitución de 1812, conjunto de grandes proporciones diseñado por el escultor Aniceto Marinas y el arquitecto Modesto López Otero en 1911. Tiene forma de hemiciclo hacia el muelle, como si fuese un intento de puerta monumental a la ciudad desde el mar, y una metáfora visual de la Cámara Legislativa. Su estructura está formada: en su plano inferior, por el hemiciclo y un sillón presidencial vacio. Diversas inscripciones jalonan la parte alta de este hemiciclo. En cada brazo aparecen las estatuas ecuestres de la paz y la guerra, en bronce. En el centro una pilastra se eleva para finalizar en figuras alegóricas que sostiene el texto constitucional. A los pies de esta pilastra aparecen una matrona, que representa España, a ambos lados grupos escultóricos de la agricultura y la ciudadanía, detrás Hércules, y los nombres de los diputados más destacados.

Iglesia de Santo Domingo
Casa de las cuatro torres 

Parque en la  Avenida


Fuente y al fondo Iglesia de Santo Domingo 
Unos de los parques  de los muchos que tiene la ciudad 

Ya al atardecer salimos de la ciudad rumbo a nuestro lugar de estancia estos días en la provincia de Cádiz.

Puente moderno "La Pepa"
¡¡ Espero que os haya gustado!!

Publicar un comentario