sábado, 21 de julio de 2018

Visita a Chipiona

Seguimos con nuestro viaje a la provincia de Cádiz, estuvimos pasando dos noches en Chipiona y desde allí visitamos otros lugares. Los mostraré en otros posts.

Chipiona desde la Playa de la Regla

Chipiona es un municipio situado en la provincia de Cádiz y una villa de dicho municipio. Según el INE, en el año 2016 contaba con una población de 19.095 habitantes, la cual se multiplica en periodo estival. La extensión superficial del Término municipal es de 32,92 km² y tiene una densidad de 573,90 hab/km². La villa se encuentra situada en la costa atlántica, a una altitud de 6 metros sobre el nivel del mar, entre las poblaciones de Rota y San Lucar de Barrameda y a 60 km de Cádiz. 

Enfrente del Santuario el hotel donde nos alojamos 
Cuando llegamos al hotel ya era de noche y pernotamos en el  hotel al Sur de Chipiona, situado enfrente del Santuario de la Virgen de Regla, que estaba  abierta  cuando salimos a cenar. La vimos por dentro. Después de cenar dimos una una vuelta por el paseo de la playa y la zona antes de volver al hotel a descansar.
Santuario de noche desde el hotel



Por la mañana  temprano la luz del  bonito amanecer me permitió sacar las fotos con una buena luz al  santuario de la Virgen de Regla.

   

El Santuario de la Virgen de Regla de Chipiona es uno de los polos de fe católica más importantes de Andalucía. Su ubicación, junto al mar, su leyenda y la enorme devoción que despierta la advocación mariana que le preside, convierten este lugar en un auténtico “centro de poder” y visita muy interesante para cualquier persona.













Después de desayunar dimos un paseo por la playa muy temprano y a estas horas todavía no aprieta el calor.

En el paseo de la playa de Regla
Como continuación del Santuario de Regla nos encontramos con dos playas unidas: Camarón y Tres piedras, ambas semiurbanas y de gran valor medioambiental.
Las rodea un cordón dunar protegido por nueve senderos sobreelevados para acceder a ella y donde no es extraño encontrarse un camaleón por ser éste su hábitat natural. Es recomendable tanto de día, para disfrutar del sol y el mar, como por la noche en un paseo para no perderse sus vistas, la luz del faro y la iluminación del Santuario de Regla.

Igualmente es interesante destacar que, cuando baja la marea, el mar descubre un monumento natural, los corrales de pesca, antiguos métodos naturales, podrán ver los corrales de “Camarón”, “Mariño” y “Canaleta”.
Pasarela al acceso a la playa



Desde aquí la playa de tres piedras 






Dibujo que forma el agua al bajar la marea

 




Después de pasar por las playas fuimos a pasear por la villa, callejear por el pueblo y visitar las otras playas, castillo y la Iglesia de Santa Maria de la O, antes de ir a comer.


La Parroquia de  Santa Maria de la O



Esta Iglesia de estilo gótico del siglo XVI se encuentra muy cerca del Paseo de la Cruz del Mar, justo al lado del Ayuntamiento y en una plaza rodeada de palmeras que le dan un toque especial. Se piensa que esta iglesia está construida encima de una mezquita árabe. Esta parroquia ha sufrido numerosas remodelaciones a lo largo de su historia siendo las últimas entre el 1910 y el 1920. En su fachada principal se puede observar unas baldosas decoradas con la imagen de la Virgen de Regla así como numerosas plantas que la decoran al más puro estilo andaluz.
Después de callejear por el centro de la villa, fuimos hacia las playas y comimos en un restaurante al lado del mar, visitamos el faro y el castillo.

Playa de las Canteras 
Corrales de pesca




Restaurante a la orilla del mar donde comimos





El Faro de Chipiona
Faro de noche 
Faro de día
Hay vestigios de faros más antiguos: en la Antigüedad, el faro le prestó nombre a Chipiona. Esta obra maravillosa según Estrabón, que casi la parangonaba con el mítico Faro de Alejandría, fue ordenada construir en el año 140 a. C. por el procónsul Quinto Servilio Cepión a fin de evitar a los navegantes que pretendieran remontar el río Betis los escollos de Salmedina: de ahí Turris Caepionis «Torre de Cepión», y de Caepionis, Chipiona.
Un primer proyecto sobre la piedra de Salmedina fue ideado en 1857 por Eduardo Saavedra. El proyecto final, la obra actual, fue aprobada por el entonces Ministerio de Puertos y Canales para atender el crecimiento del tráfico marítimo hacia Sevilla en 1862 por el ingeniero Jaime Font. Su primera piedra se colocó el 30 de abril de 1863, se realizó la recepción provisional de la obra el 28 de noviembre de 1867, se encendió por primera vez el 28 de noviembre de ese mismo año, y se recepcionó de forma definitiva el 21 de junio de 1869 con un coste total de las obras de 469 323,937 escudos de oro. Desde entonces, sólo ha permanecido apagado en dos ocasiones; la primera en 1898, con motivo de la guerra contra EEUU, por la independencia de Cuba. Los faros de la provincia de Cádiz se apagaron por miedo a una invasión. La segunda, fue en 1936, con motivo de la guerra civil, permaneciendo apagado casi tres años. Está construido por una torre ligeramente troncónica, que recuerda las columnas conmemorativas romanas. los elementos utilizados en su construcción son sillería de arenisca y piedra ostinera.

El faro que es muy alto sobresale  y se ve  desde  toda la playa 


El Castillo de Chipiona 






Una fortaleza junto al mar en un antiguo barranco donde golpean las olas del mar es un lugar casi idílico para encontrarnos con el Castillo de Chipiona. Según la Diputación provincial de Cádiz, el origen de esta fortaleza se sitúa en época musulmana, aunque existen pocos datos sobre la existencia de Chipiona en esa época.
De planta cuadrada, con dos pisos que se cubren con bóvedas de aristas, con torre cuadrada junto al lienzo de muralla que va desde la Cruz del Mar hasta la Playa de las Canteras; sus ventanas son ojivales, hallándose todo el edificio completamente almenado.


 Estatuas y fuentes  

Aunque es obligatorio ver la estatua de la más grande, la vimos al paso del coche por lo que no nos bajamos para sacar fotos, esta  la  cogí de  internet.

información en Wikipedia

Esto es lo que os puedo contar del lugar, espero que os guste





















Publicar un comentario