viernes, 29 de abril de 2016

VIAJE A ARÉVALO ÁVILA

   Hoy os voy a mostrar una de las excursiones que he hecho con mis amigas del grupo del café "Las chicas de oro" fue en el 2014 fuimos a visitar la Provincia de Ávila y dentro de esta excursión este pueblo tan pintoresco Arévalo. Como nuestra amiga Mª Luisa la encargada de organizar la excursión es tan previsora, llegamos a este pueblo después de desayunar por el camino. Ya nos estaban esperando el guía, en este caso eran tres que nos enseñaron el pueblo y nos contaron su historia teatralizada. Una forma que tiene una característica divertida y amena.

                                       Fuente de los  cuatro  caños, Al fondo la Iglesia Sta. Mª la Mayor

    Arévalo como cualquier pueblo tiene la historia de antepasados y está vinculado a la reina Isabel la Católica. Un tranquilo paseo por el centro y casco antiguo es suficiente para darte cuenta de la importancia que tuvo durante los años en los que allí vivió Isabel la Catolica junto a su madre y su hermano. Sus edificios, sus iglesias y su castillo son motivos más que suficientes para señalar como un destino indispensable si quieres conocer la auténtica Castilla.

                         
                               
                                                                         Portada de la Iglesia de Sta. Mª la  Mayor

     El casco urbano de Arévalo, declarado Conjunto Histórico Artístico, ofrece al visitante numerosos lugares de interés entre los que podríamos destacar sus plazas (la de la Villa, porticada y repleta de casas solariegas, la del Arrabal y la Real), sus iglesias (la de Santa María la Mayor del Castillo, situada en la plaza de la Villa y de estilo románico–mudéjar, la de San Martín situada igualmente en la plaza de la villa, cuya construcción se remonta al siglo XIII y la de San Juan Bautista, ubicada junto a la muralla) y , por supuesto, su magnífico castillo que a lo largo de los siglos dio cobijo a ilustres huéspedes y que en la actualidad alberga un interesante Museo de cereales.
             
                                                              Plaza de la  Villa

    Callejuelas con sabor, palacetes (como el de los Altamirano), casas señoriales (como la de los Sexmos o de las Milicias Concejiles) y otras construcciones menores completan el mapa arquitectónico de esta localidad castellana.
                       

                                     Plaza de la  villa y la iglesia de San Martín 
                Arévalo, como muchas otras ciudades castellanas, fue ciudad amurallada y solo conserva una  puerta. Esta puerta era el principal acceso desde el sur de la ciudad al recinto amurallado. Sirve de paso de unión a la calle Entrecastillos y la Plaza Real.

                                                          Plaza de la  Villa
    Ese día y a primera hora de la mañana en la plaza se respiraba una auténtica tranquilidad,  pocos vecinos andaban por la calle, hacía  fresco.

                          Otro momento del teatro y parte de mis  amigas  formaron parte del espectaculo, al fondo Sta. Mª la Mayor su ábside  forma  románica.

   Este pueblo de Ávila, nos dejó impresionadas. Lo que más me gustó fue la plaza de la villa, que está formado por soportales y unida por dos Iglesias.

                
                                          Estilo de las  casas y  los pórticos
   
 Iglesias, palacetes, un castillo increíble, historia por doquier, cochinillo, buen vino, demasiadas emociones para un solo una mañana, sin duda merece la pena prolongar la estancia en la ciudad o volver de nuevo con la familia.

                                                     Fuente de los  4  Caños 
       Situada en una esquina de la céntrica Plaza de la Villa, en un subnivel de la plaza, esta pequeña fuente gótica data del siglo XV. Hecha en piedra, con forma de copa, está colocada dentro de un pequeño recinto cerrado y consta de cuatro grifos que manan agua constantemente.
    Antiguamente, servía para abastecer agua a los vecinos y, según nos contaron, también puede presumir, como casi todas las fuentes, de contar con alguna leyenda relacionada con ella.


                                         Palacio del General Rio en primer plano  e Iglesia de San Martín

   Situado en la calle que va desde la  Plaza de la Villa hasta el Castillo, este palacio, ahora convertido en una vivienda, tiene la portada de granito con tres escudos nobiliarios que coronan la puerta principal. En su interior se encuentra un tradicional patio castellano.



                                                                     Palacio del General Rio

   El edificio original fue incendiado durante "La Francesada" y fue reconstruido posteriormente por el General don Vicente de Río, el que fuera jefe de la casa militar del rey Alfonso XIII.
   A continuación, visitamos su castillo donde vivió Isabel la Católica. El Catillo en el Siglo XX fue utilizado como el Servicio Nacional del Trigo en Servicio Nacional de Productos Agrarios (SENPA), y por este motivo se puede ver muchos ejemplares y variados de distintos granos.
         
         
                                                                 El castillo
    
 Se conocen pocos datos sobre los primeros años de existencia de este Castillo. Según cuentan las leyendas, se trataba de una fortaleza cartaginesa , sobre la que después estaría el Castillo, donde se refugiaron los cristianos a la llegada de los árabes en el año 711.
    Lo más primitivo que se conserva es el núcleo de la Torre del Homenaje, que fue torre punta de las murallas de Adaja. La ampliación del Castillo a mediados del siglo XIV, se hizo en piedra caliza, con la planta pentagonal que tiene hoy en día.

    Hoy en día, está acondicionado para reuniones y en su interior se encuentra ubicado el Museo de Cereales. Su aspecto es impecable, y a su alrededor cuenta con una plaza abierta, recientemente remodelada.  Se encuentra resguardado en sus dos terceras partes por los ríos Adaja y Arevalillo, que confluyen en uno de sus ángulos. La esposa de Pedro I "El cruel" estuvo aquí desterrada por orden de su esposo. Perteneció a Don Álvaro de Luna y a los Reyes Católicos.
    
La visita  guiada la terminamos  aquí, donde  nos despedimos de  estos  actores improvisado.

    Cuando paseamos por sus calles el olor a cochinillo asado nos invadía, era un verdadero placer olerlo y otro placer fue degustar. No recuerdo el nombre del asador, pero pienso que en todos sus asadores lo harán maravillosamente. Os recomiendo que os perdáis por sus calles y que luego recuperar fuerzas disfrutando de su gastronomía.

                                                            Aprovechando el final de la actuación para descansar

    Os cuento  aqui  mas  de historia del Arévalo y poco de mis  anécdotas con mis  amigas. Es que lo pasamos  tan bien y llevamos todo  tan  ordenado que los  guías y el  chofer del  bus  quieren participar con nosotras  de  nuestras  visita y  comidas. Se lo pasan de miedo y en el bus aparte  de cantar, solemos llevar un orden para contar  chistes.

Saliendo del Arco de Alcocer , la estatua de Isabel la Católica
     
    Arévalo, como muchas otras ciudades castellanas, fue ciudad amurallada y de hecho, pertenece al(Foro Ibérico de Ciudades Amuralladas).

     Este puerta era el principal acceso desde el sur de la ciudad al recinto amurallado . Es la única que se conserva. Sirve de paso de unión a la calle Entrecastillos y la Plaza del Real. Se encuentra situado al lado del Ayuntamiento y de ella cabe destacar su gran torreón con arcos apuntalados, a modo de túnel, que une ambas zonas de la ciudad, y en cuyo interior se encuentra la oficina de turismo de la ciudad.
    Aunque su nombre original es Arco de Alcocer , también se conoce por Arco de la Cárcel, ya que aquí estuvo situada la cárcel.
    En la calle paralela a la Plaza  Real, en un ensanche que hace la acera al salir del Arco de Alcocer, esta escultura hecha en bronce fue colocada en el año 2004 por el ayuntamiento, en honor al quinto centenario de la muerte de la reina .
Arevalo , cuenta en su historia con un episodio unido a Isabel la Catolica , ya que esta vivió , con su padre y hermano, en el ya desaparecido Palacio Real, construido en la época de Enrique II, que estaba situado en la Plaza Real.


                                                       Plaza  Real y  ayuntamiento 

     Ubicado en un edificio reestructurado a finales del siglo pasado, en lo que fueron las dependencias de los dos palacios de los Caballeros de Hinojosa de la Cárcel y Montalvo, la portada del ayuntamiento, hecha en granito, es la misma que tenía el palacio.
Junto con el ayuntamiento, en las mismas dependencias, también se encuentra el cuartel de la Policía Municipal. Esta céntrica plaza debe su nombre a que en ella estuvo situado el Palacio de los Trastamara. En el centro cuenta con una zona verde, con juegos infantiles y un " kiosco " de músico, desde el que se realizan actuaciones en las fiestas, así como esculturas que el ayuntamiento ha dedicado a personajes natales que ha destacado por su labor.

    La plaza esta rodeada por el Ayuntamiento y el Arco de Alcocer, como edificios más característicos. También se encuentra muy próxima al conjunto histórico artístico de la tradicional Plaza de la Villa.
Publicar un comentario