lunes, 1 de agosto de 2016

RETO TRES DÍAS , TRES CITAS II

  He recibido una nominación de Kirke Leer, el remedio del alma es un blog que os encantará y os quedaréis en él prendados. Kirke me ha nominado y yo como una buena bloguera he aceptado su invitación gustosamente. Hoy os muestro una  segundo  reto  para un libro de historia. 


"LOS SILENCIOS DEL PAPA LUNA"
de Jesús caudevilla

   Conocí a este escritor porque él llegó a mi a  través de mi blog de la Comunidad de la Cadenaser hoy ya desaparecido. Al leer mi poesía "Olivenza, mi esencia". Hice amistad con él por estos medios y desde entonces leo casi todos los libros que escribe y en esta ocasión quiero hablaros del primer libro que he leído escrito por este autor.




   Según mi opinión recomiendo LOS SILENCIOS DEL PAPA LUNA que me ha hecho pasar buenos momentos recorriendo complejas intrigas que movieron los intereses de los poderes tanto políticos como religiosos de los Siglos XIV y XV. Creo que la deberían leer tanto los que se consideren creyentes como los que no porque la historia y los hechos están por encima de las creencias. Una novela histórica que hace honor a esa definición, y que la hace muy recomendable para los amantes de este género. 


    He recogido  varias  citas:


    No era fácil dejar atrás familiares y amigos. No era fácil abandonar la tierra de los ancestros y, sobre todo, la seguridad del hogar.


   En este mundo unos están arriba y otros abajo.


  La rueda del tiempo giraba sin detenerse arrastrando a todos a su capricho. Unos continuaban padeciendo para obtener lo para su subsistencia mientras que otros, los menos, seguían instalados en sus posiciones privilegiadas a las que no estaban dispuestos a renunciar, aunque para ello debieran emplear la fuerza,

     RESUMEN DEL LIBRO:
   En abril de 1430, en el castillo de Peñíscola, se exhuman los restos del aragonés Pedro Martínez de Luna y Pérez de Gotor, conocido popularmente como el Papa Luna, fallecido siete años antes en la fortaleza erigida por los templarios. Los que asisten a ese emotivo momento se sienten atrapados por la visión de un rostro sosegado y repleto de majestuosidad. Para ellos no existe duda que dejó este mundo con el espíritu sereno y en paz consigo mismo. El cadáver embalsamado desprende un aroma a azahar que inunda toda la estancia y se esparce por la población ante el asombro de unas gentes que lo siguen admirando. 

    Los silencios del papa Luna recorre la vida de un personaje fuera de lo común que se convirtió en Papa de una Iglesia dividida por el Cisma de Occidente... Un hombre que, antes de alcanzar el pontificado con el nombre de Benedicto XIII, fue soldado, sobresaliente profesor, cardenal de Aragón... pero ante todo un sagaz e inteligente diplomático.
¿Por qué fue declarado Antipapa y su nombre borrado de la lista oficial de Papas? 

    Esta es una novela histórica apasionante repleta de guerras, intrigas, enfrentamientos, dolorosos abandonos e intentos de asesinato... La historia de un hombre ilustre que se aferró a lo que consideró que era su deber a pesar de que intentaron doblegarlo por todos los medios.

   “Los sonidos que nada tenían que ver con lo humano se captaban por las estancias del castillo”. Así empieza esta novela histórica que recrea la longeva vida de Pedro Martínez de Luna, que llegó a ocupar lo más alto de la Iglesia con el nombre de Benedicto XIII, y conocido popularmente como el Papa Luna. Un hombre culto que nació en Illueca (Zaragoza), luchó en las guerras de los dos Pedros entre Aragón y Castilla, profesor en Montpellier, cardenal de Aragón, legado para los reinos hispanos de Clemente VII tras el Cisma de Occidente... La muerte lo alcanzó refugiado entre las paredes de la fortaleza templaria de Peñíscola cuando había cumplido 95 años. Hasta el final mantuvo su creencia de que seguía siendo el auténtico Pontífice.

    A pesar de la dificultad que acarrea una tarea como ésta el autor ha creado un excelente relato que, en numerosas ocasiones, se transforma en trepidante. Sobresaliendo a mi entender por la rigurosidad histórica que hace reflexionar al lector sobre los verdaderos motivos por los que acabó siendo declarado Antipapa y su nombre borrado de la lista oficial de los Papas. 

   A destacar por el juego que da a la novela sucesivamente los personajes de Poño de Mallén, su hijo Poñín y su nieto. Ellos han sido utilizados con habilidad para el desarrollo de la trama y el apoyo a diversas acciones históricas.

   Opiniones


   Siempre he considerado a Benedicto XIII, y bajo él, a Pedro Martínez de Luna, como un hombre que creía en todo cuanto hacía. No soy un gran conocedor de la historia de la Iglesia, justo es reconocerlo, pero a nadie pasa desapercibido que en aquellos años quien realmente mandaba en la herencia de Cristo no eran los sacerdotes, sino los reyes europeos, y en especial el rey de Francia o el emperador del Sacro Imperio. Si a ello unimos la invasión, por parte del populacho romano, de la sala donde se celebraba el cónclave para la elección del sucesor de Gregorio XI, podremos entender los acontecimientos que siguieron y el llamado Cisma de Occidente.

    Su perseverancia ha pasado a la cultura popular, al menos en España, donde decir que “se mantuvo en sus trece” es un claro homenaje a este aragonés universal que aguarda, personalmente espero que no se hagan esperar mucho, la rehabilitación por parte de la Iglesia actual, pues no olvidemos que este hombre defendió en todo momento la independencia del poder eclesiástico del poder político. Y un dato importantísimo: fue elegido por quieres eran cardenales antes del Cisma, algo que no podían esgrimir los demás papas (hubo un momento en que coincidieron tres al mismo tiempo).

   Esta es la historia que nos cuenta Jesús Caudevilla en su novela, desde el nacimiento de Pedro Martínez de Luna hasta su muerte, sin ningún poder, en 1424, entre las frías paredes del castillo de Peñíscola, ciudad que le ha erigido un monumento en agradecimiento a lo que Benedicto XIII representó para ella.

   Desde Illueca, pasando por la carrera militar y los años de estudio canónico en Montpellier, conoceremos las vicisitudes personales de Pedro Martínez de Luna hasta ser nombrado cardenal en 1375 y convertirse en la mano derecha de Clemente VIII, en su embajador y, a su muerte, desde el 24 de septiembre de 1394, en heredero de la dividida Silla de Pedro. No olvidará Jesús Caudevilla narrarnos las circunstancias que se vivieron con dos y tres cabezas al frente de la Iglesia, las intervenciones políticas en la decisión de nuevos papas, obispos, cardenales, abades, etc. Las relaciones entre los sucesivos Papas de Roma: Bonifacio IX, Inocencio VII, Gregorio XII o Martín V; los elegidos en el Concilio de Pisa: Alejandro V y Juan XXIII, con el protagonista, Benedicto XIII, quien, en efecto, vio reinar junto a él a otros seis Papas.

   Una historia bien documentada, agradablemente novelada, con momentos de simpático humor en las licencias que el autor se ha permitido con personajes ficticios o no, y continuas citas a dos localidades que le son queridas: Mallén y Sabadell, sin olvidar los encuentros con otro personaje clave en aquellos años, San Vicente Ferrer.

   La novela termina con un interesante epílogo y unos apéndices para terminar de situar al lector en la realidad de, repito, este ilustre aragonés y español.


     Ahora  mis nominados, que no están obligados a aceptar el reto solamente si quieren colaborar en el reto.  
  Mis nominados para hoy  son:

  Marisa Doménech blog Nuevo viaje a Itaca.
  Toñi R V blog  como  agua  entre las  manos. 
  Diana Pinedo ortega blog Grefama 11.

   ¡Hasta el próximo reto !
Publicar un comentario