jueves, 13 de octubre de 2016

VIAJE AL ALGARVE PORTUGAL setiembre 2007

Voy a seguir contando algunos de mis viajes a Portugal, país vecino a descubrir. En este caso después de visitar ciudades como Lisboa, Sintra, Estoril y Cascais, bajamos por la autopista hacia el Algarve. Se hizo de noche llegamos  hasta  Albufeira pasamos a dormir en el primer hotel que paramos y que había cama libre.
Mapa del Algarve

Por la mañana fuimos a visitar Albufeira y sus playas. Fuimos a visitar de Faro, Lagos. Las ciudades grandes no nos interesaba quedarnos a dormir, aparte que nos costó encontrar hoteles libres, si había habitaciones eran muy caras. Decidimos buscar en pueblos pequeños. Fuimos a Burgau preguntamos en una tienda de regalos y allí nos ofrecieron un apartamento precioso, 30€ día, nos quedamos el resto de los días. Burgau un pequeño pueblo pesquero tomado por los ingleses por que la mayorías del turismo  era ingles.


Albufeira 

Albufeira es la capital del turismo masivo de sol y playa en la región. Un sucedáneo de Benidorm.
El centro histórico del pueblo debió ser un día un lugar bonito. Un pueblo de pescadores en la costa, de casas blancas y un curioso túnel que dejaba paso a una pequeña playa en mitad del pueblo.
Hoy, sin embargo, ese centro histórico está tomado por las tiendas y bares para turistas y sus alrededores son para hoteles con cientos de habitaciones y piscina o complejos de apartamentos. Pueblos como este es bonito, pero nosotros buscábamos playas mas  pequeñas y tranquilas.
El encanto de las 25 playas que existen en Albufeira viene dado por su arena de color dorado y los rojizos acantilados que las rodean, que hacen de ellas lugares idílicos. Nosotros no visitamos todas, solo las que nos quedaba al paso.



De todos modos tiene excelentes playas como Playa de Gale, Playa de Castelo y Playa de Albufeira (playa de Peneco, playa de Pescadores y Playa de Inatel)

          

Visitamos Faro es una ciudad moderna, administrativa y universitaria que dispone de un centro histórico amurallado, pequeño pero pintoresco. Aparte destaca como punto de partida ideal para las excursiones por el Parque Natural de la Ría Formosa, ya que está rodeada de lagunas, canales, pequeñas islas y salinas.

Playa de Faro 
Estoi es un pueblecito y un agradable destino para hacer una excursión de medio día, especialmente para aquellos visitantes que estén pasando sus vacaciones en Faro. La población de Estoi está situada a 10 kms. en dirección norte desde la línea costera, y cuenta con dos atracciones turísticas de gran interés: el Palacio de Estoi y las Ruinas Romanas de Milreu.


Palacio de Estoi

Portimao es la ciudad más importante del suroeste del Algarve y una de las pocas que sería capaz de presumir de tener un centro urbano donde el turismo es secundario. Paseando por sus calles centrales, nos encontramos con los mismos espacios peatonales y comerciales que nos podemos encontrar en cualquier otra ciudad portuguesa uno tiene la sensación de encontrarse en una ciudad de alma y población portuguesa, algo que parece obvio, pero que no es tan habitual en esta zona de la costa algarve.

Si bien las tiendas no pueden evitar algunos tics dirigidos al turista, como las inevitables traducciones de los menús del día en Ingles.


Calle peatonal de Portimao

Portimao es una ciudad con bastante vida, donde las zonas hoteleras y turísticas están situadas a las afueras en la Playa da Rocha, al sur de la ciudad, un paisaje de postal compuesto de un vasto arenal, rocosos acantilados y la Fortaleza de Santa Caterina.


Playa de la Rocha
Lagos es la la ciudad que pueda resumir en sí misma todos los diferentes contrastes que se pueden encontrar en el Algarve. Tiene un centro histórico peatonal muy agradable. 

Playa de Doña  Ana 

Playa de  Doña  Ana 
Playa do Pinhao
Las mejores playas de Lagos: la Playa do Pinhão, la Playa de Dona Ana, la playa do Camilo y la imprescindible Punta da Piedade, Al oeste está la playa de Porto do Mós. Al este de Lagos está Meia Playa.

Al oeste de Lagos aparece el Algarve menos frecuentado e inaccesible. Este lugar es el que mas visitamos. Buscamos lugares menos conocidos y más tranquilos.
Pueblo y playa de Burgau
Como os he dije al principio en Burgau  encontramos un apartamento donde nos quedamos a pasar el resto de las vacaciones cinco días. Desde donde cada día salíamos a las playas o conocer los pueblos de alrededor. El pueblo y casi todo el Algarve estaba tomado por ingleses, así que si querías comer el alguno de sus restaurantes las cartas estaba principalmente en ingles o portugués. El apartamento era muy coqueto, estaba bien dotado de todo cocina y el menaje, microondas, frigorífico, televisión. 

Entrada al apartamento si alguien quiere la dirección la tengo

Amanecer desde la terraza que pernotamos en Burgau

Amanecer desde la terraza


Extremo derecho de playa de Burgau

La Playa de Burgau es una playa del Algarve, situada en la localidad de Burgau, en el municipio de Vila de Bispo, al este de Playa da Salema y al oeste de Playa da Luz. Es también conocida por sus arcillas con propiedades medicinales. La playa de arena  fina y el agua  era heladora como todo el Atlántico.
        
Extremo Izquierdo de playa de Burgau
 La vegetación es muy árida  y con muchos  captus y  chumberas.


Chumberas

En la playa  de Burgau

Bajada del pueblo  hacia la playa  con las Txalupas 

Amenazaba tormenta
Sagres es un pequeño pueblo situado en el extremo occidental de la región, donde se puede visitar su fortaleza. Y, siguiendo unos pocos kilómetros hacia el noroeste, el Cabo de San Vicente, con sus acantilados y sus espectaculares puestas de sol.

 En Sagres

Con un fuerte viento y un sonoro oleaje, Sagres se levanta cada mañana para mostrar a todos los visitantes los últimos trazos de terreno que Portugal ofrece. Situada al suroeste del país y conocida internacional por ser un paraíso de surfistas, la pequeña villa de Sagres no solamente pone nombre a una de las mejores cervezas lusitanas, sino que esconde en ella un paraíso de tierra y mar como pocos en Europa.

Cabo de San Vicente  vista aérea  sacada de Internet
Desde el Cabo de San Vicente hasta la Fortaleza, pasando por las desérticas panorámicas bañadas todas ellas por el mar, Sagres permanece en la memoria de todo el que la visita como lo hacen pocos y contados destinos en el mundo.

En el faro de Sagres

El Cabo de San Vicente es a día de hoy un emblema del país portugués, alberga en él el Faro de Sagres, así como una centenaria fortaleza que vio su primera piedra puesta hace miles de años. Sobre esta construcción se dice que fue edificada para rendir culto a Saturno o alguna divinidad clásica relacionada con el mar y la navegación.

Sagres  desde  la fortaleza

En el cabo de San  Vicente y el faro de Sagres

Escarpados acantilados bañados por el Atlántico y unas intensas puestas de sol conforman el escenario perfecto para adentrarse de lleno en todo lo que esta zona de Portugal tiene en su interior.


Playa y al fondo el pueblo de Sagres

Qué mejor que completar la visita que conociendo de cerca las playas más vírgenes y salvajes de Portugal. Quizá Playa do Beliche sea la más famosa y más visitada, pero aun así continúa siendo de lejos un paraíso pacífico donde perderse.


En el cabo de San Vicente con sus  acantilados con paredes
 altísimos
Playa de Belinche
Arenas claras y aguas turquesas mantienen el espíritu del surf que caracteriza a esta zona de Portugal. Para llegar a ella, nada como seguir el pequeño camino pedregoso que va desde Sagres hasta el mar.

Paredes muy altas y escarpadas donde los pescadores  se juegan la vida

Pescadores en las orillas del acantilado


Cataplana de pescado 


La cataplana es un guiso de pescado o marisco, se puede hacer también con carne, aunque no es lo más típico, que puede llevar también algún tipo de guarnición, cocinado al vapor en un recipiente de cobre llamado cataplana, que da el nombre al plato. Esta cataplana recuerda por su forma a una concha, ya que está compuesto de dos partes de forma redondeada, unidas en un punto y que, posteriormente, se juntan y se fijan para que quede cerrado y el guiso se prepare con el vapor del agua o caldo que se ha añadido.

Puesta de sol en el cabo de san Vicente

Antes de cenar un manjar de marisco estuvimos contemplado un bonito atardecer.

¡Espero que os haya gustado este viaje!
Publicar un comentario