jueves, 9 de marzo de 2017

MICRORRELATO "Jugando con nimiedad "






Cerró los ojos y sopló las velas. Un trozo de merengue salió volando y se incrustó en la cara de su compañero. Él se apartó  la espumilla  blanca de sus ojos y la restregó en la nariz de su mujer, ella con una mano  cogió un trozo de tarta y se la puso en la cabeza. La pelea no hizo más que empezar, estaban jugando con nimiedad. Hacía tiempo que no se divertían tanto. Eran ancianos pero jugaron como niños.


Publicar un comentario