lunes, 31 de julio de 2017

Puerto de Elantxobe y Reserva de la Biosfera de Urdaibai










Hay días que cogemos el coche y nos vamos sin rumbo fijo, esta tarde nos fuimos a dar una vuelta por la costa vizcaína. Después de comer en Lekeitio fuimos a tomar el café a este puerto Elantxobe. Estuvimos dando un paseo por el lugar y después fuimos a ver la zona de Urdaibai.



Municipio costero del territorio histórico de Bizkaia, Elantxobe se abriga en el cabo Ogoño, y lo protegen varios acantilados. 

Bajando hacia el puerto













Si nos adentramos en las calles, podremos visitar la iglesia parroquial San Nicolás de Bari, dedicada al patrón de los marineros. La calle Mayor del municipio está bordeada por viejos muros de piedra arenisca donde crecen numerosas plantas. 

En el puerto 
Ayuntamiento

Asimismo, nos llamarán la atención los edificios escalonados que llenan las calles. Todos ellos miran al mar, y parecen esperar a los pescadores que salen a faenar.

foto de Isabel Rojo
Pueblo desde el puerto 

Parada bus giratoria 




El aroma a salitre conduce al viajero hasta el puerto, en el que se concentra la actividad pesquera. En el año 1783, se construyeron varios muelles para hacer frente a los embates del mar. En la actualidad, han sido reforzados y embellecen la estampa del municipio.


Una vez de visitar este puerto  pequeño poro que gusta ver por lo peculiar y bonito del paisaje. No fuimos a ver las playas cercanas Laida y Laga. Solamente las vimos de paso. Aunque en alguna ocasión hemos estado pero no conservo fotos del aquel momento. 


Rocas en la playa de Laga


La hermosa playa dunar de Laga, enclavada en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai y junto al cabo de Ogoño (279 m), pertenece al municipio de Ibarrangelu. 

Playa de Laga y Peñón de Ogoño 





Playa y extremo derecho 
















Es uno de los arenales más bonitos de la costa vizcaína. Con sus 574 metros de arena fina y dorada, la playa se encuentra abierta al mar. 

Núcleo surfero de los surfistas de Gernika y alrededores, las olas de Laga son cortas e intensas, picos de izquierda y de derechas. La zona este de la playa es la más concurrida. Necesita un swell medio de dirección oeste para empezar a funcionar. Puede aguantar hasta los dos metros. Cuenta con un club de surf y una escuela. 


También se practican otros deportes acuáticos, como la vela o el piragüismo. Los más intrépidos incluso se atreven a saltar desde el peñón de Ogoño con sus parapentes.

Playa de Laga extremo izquierdo


Seguimos y ya estamos en la playa de Laida y el arenal de Urdaibai. La marea estaba baja y se ve mucha arena, dunas y marismas.

Pero además de singulares marismas, Urdaibai te ofrece algunas de las playas más bellas y apreciadas de Euskadi, la de Laida, que varía constantemente de forma y tamaño o la espectacular playa de Laga, situada bajo el imponente Peñón de Ogoño, que muchos definen como “lo más parecido al paraíso”. 

Playa de Laida en bajamar


Urdaibai es un espacio natural extraordinariamente bello y variado, por eso fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1984. Su corazón es el río Oka que nace en el monte Oiz y se transforma en ría al llegar a Mundaka creando unas espectaculares marismas llenas de vida. Te recomendamos verlas en diferentes momentos del día para poder apreciar tanto la bajamar como la pleamar. 


Playa de Laida en bajamar

No pierdas la ocasión de asomarte a algunos de los miradores naturales que te ofrece Urdaibai, el mismo Peñón de Ogoño o las ermitas de San Pedro de Atxarre en Ibarrangelu y San Miguel de Ereñozar en Ereño te ofrecen unas inolvidables vistas panorámicas de toda esta belleza. 











Pero no toda la belleza de Urdaibai se resume al actual esplendor de sus parajes y fauna. También hay lugar para rememorar la historia que nos rodea. 










Más hacia el interior, Urdaibai también esconde grandes tesoros, como las Cuevas de Santimamiñe, que albergan pinturas rupestres de incalculable valor y el Bosque de OMA, mágico lugar que reinventa la relación entre naturaleza y arte. Tampoco te pierdas Gernika, cuna de la identidad vasca, ni Bermeo, precioso pueblo pesquero.




Bosque de Oma pinturas de Imanol Ibarrola






Bosque de Oma pintado por Ibarrola




El pequeño barrio de Oma, en Kortezubi, encierra en las cercanías de las cuevas de Santimamiñe un enclave singular conocido como el Bosque Animado. Creado en 1984 por el escultor y pintor bilbaíno Agustín Ibarrola, este bosque encantado es un espacio mágico que apunta una nueva relación entre naturaleza y arte. En él, el artista dejó huellas en árboles y piedras, con el propósito de unir el trabajo de los ancestrales artistas del Paleolítico con la tendencia moderna del land art, una corriente artística que trabaja directamente sobre el entorno natural, siendo el propio paisaje el lienzo del pintor. 





De esta forma, Ibarrola se limitó a pintar la superficie de los pinos, consciente de que el soporte que utilizaba no es inerte como el lienzo. La mayoría de las figuras se reparten entre diferentes arboles, situados en distintos planos de profundidad. Así, Ibarrola, al cubrir de colores y de vida cientos de pinos, compuso un inmenso lienzo que cada visitante puede recomponer jugando con las perspectivas mientras camina. Nos encontramos ante la posibilidad de construir una obra personalizada por medio de las decisiones que tomamos en el interior del bosque, caminar por uno u otro sendero, mirar en diferentes direcciones... Existe, por lo tanto, un bosque diferente para cada uno de los que lo visitan.


¡¡En otros post os  mostraré las otras partes de Urdaibai!!



Publicar un comentario