lunes, 30 de octubre de 2017

Nuestro encuentro con Paloma y la "Luna de Otoño"

Voy a seguir con el post de Madrid ya que aparte de visitar el centro de Madrid de noche, fue muy agradable conocer a Kirke del blog: Leer, el remedio del alma http://buscapina7.blogspot.com.es/. Paloma junto con su marido fueron unos grandes anfitriones, ya que nos guiaron por el centro de Madrid. Además hubo espectáculos de luz y sonido "Luna de Otoño" en cada monumento o fachadas principales del centro daban pases para poder deleitarnos con los pases. Cortaron el centro al tráfico y en ella paseábamos las personas, no sí en algunos momentos muy lleno de gente y había que sortear y estar atentos a no despistarnos.

José , Yo  y  Paloma  detrás las Cibeles
El Ayuntamiento de Madrid puso marcha desde la tarde su versión de la extinta "Noche en Blanco" y propuso a los madrileños la "Luna de Octubre", un paseo por el eje Retiro-Prado a través de 16 intervenciones de arte plástico, conciertos y actividades en instituciones y museos.


Desde las ocho de la tarde hasta las tres de la madrugada del domingo, Madrid fue el eje de la cultura con dieciséis intervenciones programadas, de acceso gratuito, que recorrió el patrimonio histórico del Carlos III de España, conocido como "el Mejor Alcalde de Madrid".
La fuente de las Cibeles
La fuente  y en su  interior con botellas de plástico 














Luna de Octubre, la heredera de la "Noche en blanco" que se inició en París y que a partir del 2000 se extendió por multitud de ciudades europeas, trata de dar un encaje con los nuevos lenguajes contemporáneos y vincular el arte con el patrimonio.

Para poder realizar estas actividades, el Ayuntamiento de Madrid ha cortado el tráfico en su totalidad del paseo del Prado y en las plazas de la Independencia y Cibeles, junto a cortes en la calle de Alfonso XII.

Para concienciar sobre el uso excesivo del material plástico, las fuentes de Cibeles, Neptuno y Apolo se iluminaran con 60.000 botellas de plástico que mostrarán la cantidad de residuos que se producen. Al igual que el artista Dan Roosegaarde ha inundado virtualmente el Paseo de las Estatuas del Retiro con el fin de denunciar la subida del nivel del agua por causa del calentamiento global.

 


Todas estas zonas han acogido una conglomeración de personas que han copado las instituciones abiertas al público y las propias calles donde se podían experimentar y jugar con las propias piezas artísticas.


El Museo del Prado que acoge las obras cumbres de la historia del arte español también participará en la Luna de Octubre y convergerán el pasado y el presente de la cultura madrileña con actividades relacionadas con las matemáticas y la geometría en tres dimensiones -obra de la canadiense que adorarán la fachada del edificio diseñado por el arquitecto Juan de Villanueva en 1785, como Gabinete de Ciencias Naturales, por orden de Carlos III.

                                       
En el paseo del Prado se han podido disfrutar de esculturas de luces que figuraban cuerpos humanos suspendidos en el aire que han acaparado la atención de todos los participantes y, posiblemente, sea una de las cosas más fotografiadas y compartidas en las redes sociales.

Hombres de luces que cambiaban de lugar





Se han formado colas de varios metros para poder acceder a las diferentes zonas como el Jardín Botánico o para adquirir gafas 3D para poder visualizar las imágenes que se tras trasladaban por las fachadas de los ediciones.

















Para Bene, un estudiante extranjero de Países Bajos, ha descrito esta experiencia como "increíble" ya que te permite disfrutar del amplio abanico cultural de Madrid a "deshoras" y poder interactuar con la ciudad.




Sin embargo, dentro de lo cultural también hay espacio para lo lúdico y visual como la hormigonera que ha estado estacionada en la calle Méndez Núñez que ha convertido la calle en una discoteca.

Personaje curioso que me llamó la  atención.

La función de este elogio a la cultura y el paisaje es presentar este espacio a la UNESCO como posible propuesta de "Paisaje Cultural" para que sea el lienzo donde diferentes artistas puedan presentar sus propuestas en el marco de la historia de Madrid en lugares referentes como la Puerta de Alcalá, la fuente de Cibeles y Neptuno, el Jardín Botánico o el propio Paseo del Prado. Así la ciudadanía de Madrid y sus visitantes pudieron disfrutar de la gran fiesta del arte y la luz.
 Escrito  por Ana Márquez


Comiendo el típico bocata de calamares 

Encontrarme con Paloma y conocerla fue lo mejor de la excursión. Esa noche que nos hizo pasar una velada estupenda, a pesar que había mucha gente. Llegamos a la cita un poco tarde porque, el bus nº 27 que esperábamos para bajarnos en Cibeles y, como estaba cerrado el centro el bus no acababa de llegar. Un matrimonio muy amable nos acompañaron a coger el metro y nos indicaron dónde y cómo llegar, a pesar de estar en contacto con Paloma y ella nos esperaba a la salida del metro. Tenían una reserva de un restaurante para ir a cenar en Chueca, pero viendo el ambiente que había,  anulamos la reserva y nos fuimos a comer un bocadillo de calamares. ¡Estaba muy  rico!


 Los tres  con la sonrisa puesta

Paloma  espero que te  guste esta entrada y a ti te  toca  contar lo del selfie.
Publicar un comentario