domingo, 4 de febrero de 2018

Ayer San Blas como es la tradición, os pongo de nuevo esta receta.TORTAS DE SAN BLAS

Ayer día de San Blas los eibarreses fuimos a bendecir las tortas que previamente hicimos en casa y es toda una tradición ir este día  a la iglesia a  bendecir los San blases. Yo como tenia fiesta en mi trabajo fui con los míos.




  

En la iglesia  las abuelas llevan a los niños a cumplir la  tradición.




En la salida de la iglesia tenemos estas dos estatuas que son dos niños  que  van a bendecir las  tortas. Yo con ellos y mis Sanblases envueltos en un mantelito.





Pocas cosas hay tan eibarresas como las tradicionales tortas de San Blas; un manjar que cada 3 de febrero (día de San Blas) está presente en las mesas de la práctica totalidad de los hogares de la ciudad. Estos días el pueblo huele a anís, con los "Samblases" una tradición amarrada a mis mejores recuerdos. El olor de estas tortas impregnan las casas, las escaleras, los portales y las calles del pueblo. En muchas casas en estos días y este fin de semana las cocinas están que echan humo mientras cocemos estas ricas tortas. A pesar de que el día de hoy se pueden comprar en las mayorías de las pastelerías y panaderías. 

Y para quien no sepa hacerlas se organizan talleres organizados por Arrate Kultur Elkartea. Después organizan concursos par premiar a las mejores. El secreto está en dos ingredientes: la manteca de 
cerdo y la esencia de anís.


Ingredientes:

—Para un kilo de harina hacen falta dos sobres de levadura Royal.

—6 huevos.

—medio kilo de azúcar.

—150 gramos de manteca de cerdo.

—una cucharada de esencia de anís y una tacita de leche.


— A dos de los huevos hay que quitarles la clara para luego batirlas con 200 gramos de azúcar glas.

 Estas son las que hice el año pasado


Una especie de crema blanca y dulce resultante, es lo que se añade a la torta después de haberla tenido 25 minutos en el horno, a 200 grados. Pero ¡ojo!, lo blanco hay que ponerlo en la torta nada más sacarla del horno, cuando está caliente.

Una vez preparadas las tortas, la tradición dice que el día de San Blas hay que llevar al menos una a bendecir a alguna iglesia, con una vela y un cordón que luego se pone en el cuello. Ese cordón, que es para prevenir problemas de garganta y catarros. Se tiene que mantener puesto ocho días y luego se quema.


Esta es la receta que suelo hacer yo, pero cada maestrillo tiene su librillo.



¡¡Si las hacéis os gustarán. Ya me diréis como os salen!!






Publicar un comentario