martes, 24 de mayo de 2016

RELATO " Maravilloso amanecer"

               
                                                  Amanecer pintado por Mamen Piriz

Cuando al amanecer la luz tenue que se reflejaba en el mar. Tu despertabas con un resoplido, de pronto desnudo te sentaste en la cama, te levantaste,  fuiste al baño y  volviste a la cama. Yo estaba viendo desde la oscuridad de la ventana ese amanecer que me gusta tanto admirar. Ella piensa, ni te  enteras, ni sabes que cuando amanece  es digno de  recrearse en el colorido y la luz que el sol  se refleja en el mar. Ya a esa hora no me gusta  volverme a  acostar. Me hago un café y desayuno contemplando desde la terraza el paisaje.  Es un soplo de vida  respirar ese aire limpio por la mañana.  Allí estoy todavía con el pijama puesto hasta que el sol  comienza  a dar  en la terraza. Cuido las plantas, las riego, quito las hojas ya marchitas.  Cuando termino me  pongo el chandal, las zapatillas y me voy a caminar por la playa. A media mañana  vuelvo y tu sigues dormido.

—Que poca vida tienes  hijo, que  poco disfrutas las mañanas. 

—¡venga  gandul, levántate!  es que  te pasas  el día  durmiendo. -le digo-

—¡Ya voy!  no ves  que  tengo sueño.

 —¡Claro!, por la noche no tiene prisa de irte a  dormir, te pasas las horas  enganchado al ordenador.  y que haces a esa horas en el ordenador. Poca  gente  podrá estar  despierto. 

—Es que es la hora que me  visitan los  duendes y me pongo a  escribir. 

—¿Se puede saber de que escribes?

— Pues ayer escribí sobre el paisaje de un amanecer. 

—¿Y que sabes tu de amaneceres si te pasas las mañanas  durmiendo?. 

— Escribir los sueños mas bellos que te puedas imaginar. 

Le muestra el mejor y mas  bello escrito que describe un amanecer maravilloso:

"Tras la noche sosegada me abandono al silencio y me quedo rendido entre tus brazos. Una escasa sonrisa me llena de alegría al saber que estás a mi lado. Vamos juntos de la mano cuando amanece un nuevo día. Nos dirigimos a la orilla del mar donde el sol majestuoso aparece en el horizonte. Sus destellos van  reflejando en el mar cuando la luz  se aleja de la noche con una luz rosada de fuego. Una escasa sonrisa tuya me alegra sabiendo que estás a mi lado. La brisa acaricia tu pelo y  mi piel se eriza de satisfacción al contemplarte. El sol brilla más que nunca y sus rayos penetran en mis entrañas, el mar nos embriaga con su aroma. A los pocos minutos se obra el prodigio el sol cada vez brilla más y asciende sobre el mar con su color rojizo se vuelve dorado, su brillo ilumina la playa y la  ciudad. Sin el sol no habría luz ni vida en la tierra" 

 —Esto es majestuoso,  no sabía  esta faceta de ti.  Si  ver  un amanecer  como escribes así. 

 —Cariño los  sueños  sueños  son. -le contestó

Ella se quedó sin palabras, las palabras mas bellas las había escrito  su marido en ese  folio.

                                                                                    Pintado por Mamen Píriz

Publicar un comentario