miércoles, 28 de diciembre de 2016

EL BOSQUE ARTÍSTICO DE JESÚS BELAUSTEGI

Tenía pendiente hacer esta entrada a un artista ceramista que suele exponer cuando hay exposiciones colectivas en muchos de los grupos que participamos y no quería pasar por alto mostraros sus trabajos. Esta colección que nos presenta en la Exposición de Topaleku me ha encantado. Primero porque me gustan sus trabajos y además los presenta de una forma espectacular. Utiliza madera viejas y utensilios que encuentra y puede reutilizar. 
         

La sala Topaleku acogió la exposición desde primeros de diciembre hasta el día 18 de diciembre.
Piezas que combinan madera y cerámica completan la exposición 'Xumetasunaren xarma' (La simplicidad es el encanto)
   El bosque artístico de Belaustegi

Así nos presentó sus obras  Jesús Belaustegi

Jesús Belaustegi ha construído su propio bosque, pieza a pieza, combinando los dos materiales con los que se siente a gusto, la madera y la cerámica. Con ellos inauguró una exposición titulada 'Xumetasunaren xarma' en la sala Topaleku, un espacio a donde retorna después de una década con una colección con la que se siente seguro. «Estoy a gusto con mi trabajo y eso me da confianza para mostrarlo» señala.


El autor y su obra
















La colección que pudimos ver en la sala de Arrate Kultur Elkartea engloba una treintena de obras realizadas en los últimos tres años. «Algunas de las piezas de cerámica las he acabado hace apenas quince días» explica. Su relación con la escultura en arcilla comenzó en los primeros años de la Escuela Municipal de Cerámica. Allí permaneció durante una década y ahora comparte horno con un colectivo de ceramistas en Bergara. Junto con ello, la madera era algo que siempre le había resultado sugerente. «Sobre todo la madera vieja, con surcos, y árboles que tienen formas como las hayas».

Sin embargo en esta colección muchas de las peanas están realizadas con vigas cuyo destino iba a ser el fuego, postes de viejos caseríos reformados. El origen de esas piezas hace que tras de sí, las obras de Jesus Belaustegi escondan un trabajo intenso. «Después me gusta que cada una de estas peanas tengan algo diferentes. Así en algunas se insertan piezas de madera o metal, y las hay también que acogen a la cerámica en su interior, incluso con partes de cristal fundido. Así, las vigas de madera no solo son soporte de las piezas de cerámica que las coronan, sino que también forman parte ineludible de la obra. «Todo forma un bloque, una unidad» señala el autor.

El título de la exposición no es casual. 'Xumetasunaren xarma' habla del atractivo de las cosas sencillas. «Muchos de los elementos que utilizo en estas obras son cosas cuyo destino iba a ser la basura, cosas simples, y me gusta utilizar cosas que no son nada sofisticadas para hacer obras que tengan fuerza». Alambres, cables y distintas piezas sirven para completar las distintas obras que se pueden ver en el Topaleku.

Distintos grupos
A la hora de hablar de fuentes de inspiración Jesús Belaustegi señala rápidamente hacia la naturaleza. En ella encuentra las formas que le hacen recordar el título de la exposición. A la hora de instalar la colección el autor se dejó asesorar para presentar las obras de una manera menos convencional. En lugar de colocar todos los 'árboles' de forma convencional se han situado en distintos grupos, algo que obliga a un recorrido diferente por la sala. «¿Un bosque? Sí, puede recordar esa idea» reconoce con una sonrisa.
                                                     
Belaustegi ofrece hasta el día 18 su tercera exposición en el Topaleku. La primera lo hizo compartiendo espacio con otro autor, la segunda ya llegó en solitario y esta vez acude con una amplia colección de trabajos. «El otro día leí que hoy en día organizar una exposición era un acto heroico» comenta divertido. Son tiempos en los que las ventas del arte no se mueven como antaño y vender obras no es sencillo. Por eso el objetivo principal es mostrar unas piezas con elementos sencillos, y muchas horas de trabajo silencioso.  
   
                                          Reportaje y fotos de Félix Morquecho del Diario Vasco 
Publicar un comentario